10 claves para el futuro del cine español

¿Te has preguntado últimamente qué nos hace falta para salir de la crisis económica y laboral que está sufriendo nuestra industria cinematográfica?

En el Filmarket Hub lo tenemos claro y hemos querido recuperar un escrito del Profesor titular de producción y televisión en la Universidad de NavarraAlejandro Pardo, que mes a mes nos explica en su blog de cine “Hollywood-Europa” textos tan interesantes como el que podéis leer a continuación.

Aquí las claves y retos a los que se enfrenta el cine español; Si queremos cambiar, hoy más que nunca, deberemos tenerlas en cuenta y reflexionar.

    1) Redimensionar la oferta

La realidad es que la relación entre las películas que se producen y el consumo no es igualitaria. Así que deberían producirse menos películas que resultasen más atractivas para el público.

    2) Recuperar al público reinventando nuestro cine

Reinventarse o morir. El cine español va cambiando y parece estar dándose cuenta de que tiene muchas posibilidades. El abanico de géneros y la mayor calidad de las producciones aumenta progresivamente con el fin de competir en el mercado y garantizar al espectador la experiencia que busca cuando acude a las salas. Así se podrán producir menos películas que obtengan una mayor cuota de mercado reinventando el cine.

    3) Relevo generacional

Pongamos atención a los nuevos cineastas. Una cantera de  guionistas, directores y productores, muy formados y con un gran talento para darle un aire nuevo al cine español. Un grupo de profesionales que se guían muy bien entre el gusto del espectador, las buenas historias y los nuevos medios de producción para llevarlas a cabo. Todo el mundo conoce el trabajo de algunos directores como Paco PlazaJuan Antonio BayonaRodrigo CortésÁlex y David PastorAlberto RodríguezBorja CobeagaFernando González MolinaKike Maíllo.

   4) Internacionalización

Esta nueva generación es, no sólo talentosa, sino que aprende del mundo entero y hace así que nuestras películas se conviertan en producto internacional. Directores y actores que trabajan fuera de nuestras fronteras, así como, compra de derechos para hacer un remake por parte de Hollywood como en el caso de “Rec”, “El orfanato” o “No habrá paz para los malvados”.

   5) Calidad de factura técnica

La calidad técnica que está a nuestro alcance hace posible que las películas españolas aumenten su calidad y les ayude a expandirse para llegar a públicos de todo el mundo.

   6) Mayor inversión en desarrollo y distribución

Tener el guión verdaderamente maduro, así como un plan de negocio para la película desde el principio hasta el final es clave. Un buen desarrollo y echar a andar. Lo mismo que una buena inversión en distribución. ¿De qué sirve tener la mejor película del mundo si nadie se entera de que existe?

  7) Reenfoque de las ayudas: mejorar los incentivos fiscales y desarrollar nuevas fórmulas

El apoyo del Estado a las producciones debe estar ahí pero debe reformularse. Volverse a reinventar para facilitar las producciones. Las subvenciones al uso han terminado, debemos mirar al futuro con una mirada abierta y ampliar el abanico de posibilidades, los inversores privados, el mecenazgo, el aumento de las desgravaciones fiscales…

   8) Sinergias con las TV

El volumen de audiencia de las televisiones es enorme. Este aspecto debe ser de interés tanto para las televisiones como para los productores. El acuerdo puede ser muy beneficioso para ambos.

   9) Nuevas formas de distribución y consumo online: de piratas a solidarios

Tener en cuenta las nuevas formas de distribución es algo muy importante. El grueso de las películas quizás no pero hay distintos tipos de público y, con ello, muchas películas de género que encuentran un salida interesante a través de nuevas plataformas de video bajo demanda. Aún así, esto todavía no es una costumbre pues ésta práctica convive con la piratería, cuyos efectos desastrosos en la industria todavía no han sido asimilados correctamente por el público.

   10) Lavado de imagen

Criticar al cine español es uno de los deportes nacionales favoritos. Las declaraciones personales de algunos personajes relevantes de la industria, la carga negativa de algunos términos utilizados comúnmente para definir al cine español o la extendida idea de que el cine vive de las subvenciones han contribuido a crear una imagen poco saludable del cine español. Sin embargo, la realidad es otra, los profesionales están más preparados que nunca, muchos de ellos son muy valorados fuera de nuestras fronteras y, el público, muchas veces sin saberlo, consume y disfruta a diario del trabajo de los profesionales españoles en múltiples plataformas. Poco a poco esta imagen debe borrarse de la conciencia de los espectadores y, la industria, debe demostrar que trabaja para contar a su público historias que merecen la pena.

La industria va cogiendo aliento y, a pesar de las dificultades que están atravesando las producciones españolas, se va poniendo al día.

Hemos pasado brevemente por algunos de los puntos clave a para el futuro del cine español  en un análisis realizado por Alejandro Pardo hace algún tiempo y, sin embargo, no podemos ignorar que siguen vigentes todavía. Algo sobre lo que reflexionar.

El reto de responder a las nuevas demandas del público, conseguir la calidad para competir a nivel internacional y sanear nuestra industria cuesta trabajo pero, poco a poco, hay que seguir para adelante. Las nuevas ideas, los nuevos profesionales y, las nuevas maneras de producir y conseguir financiación están ahí, sólo hay que trabajar duro y subirse al tren. ¡Que no se escape otra vez!

Filmarket Hub Team

Facebook & Twitter

Category: Sin categoría

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Article by: Filmarket Hub