2015: El año Universal

Empecemos con un caso hipotético, tu productora cinematográfica es responsable del 26.8% de la cuota de mercado y cierra su año de de manera inmejorable y envidiable. ¿Qué haces, sigues arriesgando o das vacaciones anticipadas a tu excelente equipo? Apartando la hipótesis de que esta productora sea tuya, solo queda una lección que aprender: tocar varios palos a la vez te garantiza mejor posicionamiento en el mercado. Este caso no es hipotético y ocupa su puesto, Universal Studios.

Creada en 1912 por inmigrantes europeos, Universal fue la voz terrorífica y fantástica del Hollywood de la época, responsable de títulos como “El Hombre Invisible”, “El Fantasma de la Opera”, “Drácula”, “La Momia” o “Frankenstein”, entre otros.

Universal Studios aprendió a mezclar géneros y no se quedó en ello. Empezó a producir y a distribuir diferentes géneros a la vez. Su alarmante resultado descifra un diagnóstico de la gran pantalla. Con Furious 7 ha recaudado $1.16B, Pitch Perfect 2 (pendiente de estrenar en 13 mercados), va camino de recaudar $280M, Jurassic World lleva $1.667B, Fitty Shades of Grey $570M y Minions $1.36B. Universal Studios hizo que 2015 fuera su año, dentro y fuera de Hollywood.

Cifras de la taquilla en USA en 2015
Cifras de la taquilla en USA en 2015

Estos ejemplos no son aleatorios, pues representan tres ejes sobre los cuales se asienta el fenómeno.

UNIVERSAL STUDIOS

Nueve de sus diez títulos lanzados en 2015 funcionaron mejor de lo esperado. El único fracaso (relativo) que han tenido los ejecutivos de Universal también tiene nombre, Ted 2, que, con un coste de $68M llegó a recaudar $201M. En una reciente entrevista al New York Times, el presidente directivo de Universal Studios Jeff Shell, apuntó el éxito como resultado del movimiento cíclico que atraviesa el negocio cinematográfico. Sin embargo, notoriamente sorprendido, el analista Doug Creutz, quien trabaja para Cowen Group, destaca la “habilidad mercantil, la aleatoriedad del mercado y algo de suerte”. Sorprende por ello que un analista ejecutivo como Creutz crea en la suerte para justificar estos avatares. También en esta línea, dijo estar preocupado “porque en Hollywood el número de estas acciones y de películas de animación de grandes presupuestos son cada vez mayor, a la vez que el éxito de estas películas va en orden decreciente”. Según Creutz, enfatiza, “estas líneas (rojas) no van a dejar en buen lugar a muchos estudios”. Quizás debamos, por fin, empezar a hablar del matrimonio Hollywood-Wall Street para entender la estupefacción del sector, porque según Shell, “estamos en el negocio para hacer dinero para los accionistas”. Dejando claro su visión de la vocación del séptimo arte.

TOCAR VARIOS PALOS

Lo que nadie puede negar es que Jeff Shell, quien asumió su puesto hace un par de años, no tenga olfato. Él mismo se encuentra “orgulloso de que sus pequeñas películas se conviertan en grandes películas” a raíz de cómo suena la campana, claro está.

Hacer hueco en el mercado de la animación, del publico femenino, y de los biopics de tintes políticos como Straight Outta Compton (presupuesto $28M – recaudación -por actualizar- $56M) en una época sombría de la sociedad estadounidense debido a la lucha armada entre las autoridades blancas y los marginados negros americanos es, en realidad, no respetar las líneas genéricas e históricas de Universal pero es sobre todo poner los pelos de punta a la competencia, infantilizada por la devoción a sus Superhéroes.

NO SUPERHÉROES AÑADIDOS

La preocupación de Doug Creutz se instaura tanto en la receta del éxito de Jeff Shell como en lo que ello desemboca: ¿Está el público harto de las franquicias de superhéroes? A juzgar por la factura pasada a 20th Century Fox/Marvel Studios con sus “4 Fantásticos” (presupuesto $120M – recaudación $166M), sí.

132

La consecución de la competencia de Universal Studios responde también a otra inquietante cuestión: ¿Están los blockbusters destruyendo el cine? Lo que Marvel Studios (propiedad de The Walt Disney Company) no se percató, – para disgusto de sus inversores en Wall Street – es que el publico ya no acepta que el mundo sea salvado por superhéroes impolutos. La moral del espectador en 2015 se declina a personajes de psicología y ademanes shakesperianos. En otras palabras, la coyuntura de los superhéroes está de capa caída ante un grupo de chicas cantantes, “Pitch Perfect 2” (presupuesto $29M – recaudación 265M), representando la evolución de la sociedad consumidora de cine.

El curioso caso del fracaso de las películas pensadas para reventar el box office de los lunes por la mañana responde, además, a otra vieja cuestión dada por sentada: “damos lo que pide el público”. La transversalidad del negocio, reflejada por la caja de Universal Studios en 2015, responde a otra tendencia. El publico sigue pidiendo diversidad. Universal no se inmuta en aleccionar a sus competidores.

Category: Buzz

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Article by: Juba Childs