Distribuidoras de cine: ¿cuál es su función exactamente? Aclaramos de una vez por todas cuál es el rol de las distribuidoras en el mundo del cine

Uno de los agentes de la industria del cine de los que se oye hablar más pero acerca de los cuáles se suele saber más bien poco es la distribuidora.

Entonces, ¿qué hacen las distribuidoras de cine?

Se trata de las empresas que asisten a los festivales de cine con mercado y negocian la compra de los derechos de explotación de películas y series de TV. Una vez adquiridos esos derechos de explotación (normalmente limitados al país de donde proviene la empresa), la distribuidora se encargará de planificar la estrategia de marketing y lanzamiento de la película, así como de negociar con los cines del país el estreno de dicha/s película/s.

Premiere en el festival de cine de Venecia.

¿Qué implica la negociación de un contrato de distribución?

  • Precio de los derechos de explotación de la película en cuestión
  • Tiempo por el que van a poseer los derechos en un territorio determinado
  • Qué derechos se incluirán (aunque normalmente se trata de un paquete estándar)

¿Y la negociación con los exhibidores (cines)?

  • Estreno de la película: el distribuidor tiene que convencer al exhibidor que su película encaja con el público del cine en cuestión.
  • Fecha de estreno: una vez se ha convencido al exhibidor, hay que negociar la fecha de estreno, la cual es una parte clave de la estrategia de marketing de la película. Esto y negociar que un exhibidor compre una película, van de la mano.
  • % de taquilla a repartir: el distribuidor siempre se lleva una parte de la taquilla, en España, el porcentaje estándar se encuentra entre el 35-40%, que variará en función de con qué tipo de cine se esté negociando (cadena de cines o cine independiente).

 

El trabajo de las distribuidoras implica grandes inversiones de dinero. Pero su trabajo no termina aquí. La inversión que realizan en la compra de derechos de explotación les ha de salir a cuenta a la larga, en forma de beneficios. Es por eso que una vez adquiridos los derechos de explotación, la distribuidora creará un plan de explotación de la película. Todo producto tiene un ciclo vida, y el de las películas no es excepción.

Normalmente, tras su paso por cines, los derechos de explotación para TV, SVOD o VOD se habrán vendido a algún canal de televisión y/o plataforma OTT, lo cual reportará beneficios extra a la distribuidora, asegurándose que, si no ha llegado a su objetivo de taquilla, éste quede compensado por esta otra venta. Finalmente no nos olvidemos de las ventas de DVD y Blu-ray; aunque en declive rápido, sigue habiendo fans acérrimos de las ediciones coleccionistas, lo cual supone aún un pequeño ingreso para la distribuidora.

Se puede decir que las distribuidoras de cine son uno de los principales gatekeepers de la industria del cine. Hasta ahora, eran las empresas que decidían qué cine se va a ver en salas y qué películas no dan la talla para tal cometido. Este poder se ha ido repartiendo recientemente, a medida que las plataformas OTT como Netflix, Amazon o HBO han abierto las puertas a ese cine que en el pasado terminaba sin poder ver la luz del día. Este cambio de paradigma ha provocado que el mercado tenga más cabida para contenidos más de nicho, a la vez que se ha repartido el poder de compra y decisión de las distribuidoras clásicas a otros agentes de poder, como las mencionadas plataformas OTT. Hablamos más de esto en el fantástico artículo de Adriana Izquierdo, que podéis leer aquí.

 

Tipologías de Distribuidoras

En Europa podemos encontrar diversos tipos de distribuidoras. No nos adentraremos en el mundo de Hollywood porque tiene una forma totalmente distinta de trabajar, ya que se basa en un sistema de estudios que aglutinan cada una de las partes del proceso de realización de una película. Entonces, si nos fijamos en España:

  • Distribuidoras grandes o “majors”: sucursales de los estudios de Hollywood, se dedican a realizar las campañas de las películas que llegan de los grandes estudios de Hollywood.
  • Distribuidoras medianas: DeAplaneta, A Contracorriente, Filmax, son las distribuidoras nacionales más grandes que distribuyen desde grandes éxitos europeos a cine independiente.
  • Distribuidoras independientes pequeñas: BTeam, Surtsey Films o Avalon son distribuidoras centradas en cine independiente de todos los rincones del mundo; normalmente especializándose en un tipo de cine, dentro del cine de autor.
  • Distribuidoras muy pequeñas o de nicho: La Avventura, Good Films, Abordar, centradas en estrenar pocas películas pero de calidad y siempre en cierto nicho de cine.

Cada distribuidora intenta crear una marca que la defina por las películas que trae a su territorio, que luego negocia con el exhibidor para que se estrene en sus salas. En función del éxito en salas que tenga esa película, los exhibidores querrán estrenar más películas de ese distribuidor en concreto, lo cuál afianzará la relación entre los dos. Esto hará que el distribuidor gane respeto y confianza entre los exhibidores, ya que sabrán que el producto que les trae es bueno y gusta a su público.

El negocio de la distribución se trata de una parte fundamental de la realización de películas, ya que es el agente que convencerá a los cines de que confíen en una película y no en otra, son quienes conocen el territorio nacional y a los espectadores, así que recomiendo aprenderos qué distribuidoras funcionarían mejor con vuestro proyecto, para saber a quién acudir en caso de necesitar una 😉

Category: Festivales y MercadosIndustria

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Article by: Alex Barraquer