¿Dónde estás Ari Gold?

Para muchos de los que nos enganchamos a Entourage, cuando pensamos en un agente siempre nos viene a la mente el explosivo Ari Gold. Para muchos, ver lo recurrentes ataques de ira de Mr.Gold será lo más cercano a tener un agente. La realidad es que en España la figura del agente está limitada a actores y algunos directores. También hay agentes literarios que representan a escritores y novelistas y que gracias a sus contactos en los mercados literarios tienen acceso a estudios y productoras que adaptan novelas de éxito. Pero lo que se dice puramente como agente de guionistas, en España no hay. ¿Los habrá algún día?

Dentro de la profesión está extendida la opinión de que es necesaria su introducción en la industria. De que para muchos guionistas, especialmente aquellos que tienen más problemas para “vender” guiones, las cosas les irían mucho mejor con un agente. Seguro que sí, que en algunos aspectos el panorama mejoraría para los guionistas pero si uno se para a analizar fríamente la situación del mercado español, las cosas no pintan muy bien para un agente.

En primer lugar, los productores en España son mucho más accesibles que en Estados Unidos. Allí, si ellos no han solicitado tu guión, tal como les llega va a la papelera. Cualquier guión tiene que llegarles a través de un agente o manager. Porque allí existen esas dos figuras y las reglas están muy claras y delimitadas.

Los agentes cobran una comisión de entre el 10 y el 15% de los tratos que cierran. La industria americana (o inglesa, por ejemplo) mueve mucho dinero. Y con esos porcentajes si tienes muchos clientes puedes vivir muy bien. ¿Pero cómo viviría un agente de guionistas en España?

Para empezar tendría que representar a los guionistas más reputados que escriben o co-escriben y que estrenan película cada año. Porque el agente va a querer pagarse un techo, comida y los gastos de representación (viajes, dietas, entradas a mercados…) que su trabajo conlleva. Vamos, una vida normal. ¿Pero esos guionistas necesitan un agente? A mi entender no. ¿Y qué hay del nuevo talento? Teniendo en cuenta que hay veces en que un guionista no sabe si llegará a cobrar todo su contrato (porque muchos cobran al inicio de rodaje y ya sabemos que no es descabellado que el proyecto se caiga por falta de financiación), que las cantidades suelen rondar los 20.000€ (aunque hay compañeros del sector que te cuentan que les han ofrecido mucho menos) y que los productores son mucho más accesibles en España que en Estados Unidos, las perspectivas de éxito para un agente no son muy halagüeñas. Porque luego viene el acuerdo con el guionista. Si tú le has enviado tu guión a una productora y ésta decide producirlo (porque aquí no se compran guiones), el agente negociará el contrato, pero ¿y si la productora te ofrece un salario muy bajo? ¿Qué haces? El agente intentará subirlo. Si lo consigue, perfecto. ¿Pero y si la productora se planta? ¿Vas a rechazar el contrato con lo mucho que te ha costado llegar a que te ofrezcan dinero por producir tu película? Si lo aceptas, tu agente cobrará con suerte mil y algo. Para una película que ha tardado meses o años en cuajar.

Si lo que buscas es alguien que compruebe que en tu contrato no hay ninguna cláusula leonina, siempre puedes recurrir a una abogado especializado en propiedad intelectual. En España los hay y pueden ser de gran ayuda a la hora de asesorarte.

Hace un tiempo conocí a un agente que me explicó lo que se cobra por un capítulo de una serie de televisión en Inglaterra. Como aquí una película o más. Me confesó que representó a un director español afincado en Inglaterra y vio su último contrato. Le pareció una vergüenza.

Es comprensible que veamos en la figura del agente como la solución para que los guiones salgan adelante, para tener remuneraciones justas, pero el problema es que no hay mercado. ¿Cómo va a funcionar un agente cuando no se compran guiones, los sueldos son bajos y tendría que estar colocando guiones como churros todos los meses? En Estados Unidos pueden hacerlo porque es un mercado enorme pero aquí… No olvidemos que colocar un guión es un proceso lento y lamentablemente la grandísima mayoría de los guiones que se producen son de guionistas/directores o de guionistas que en realidad no necesitan un agente ya que están bien establecidos en la industria.

Es posible que algún día lleguen a España los agentes pero mientras tanto tendremos que conformarnos con ver a Ari Gold en Entourage.

Category: Industria

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Article by: Marc Agues