filmlab-logline-trumbo-destacada

El logline: qué es y cómo escribirlo eficazmente

¿Qué es el logline? ¿Qué información debe contener? ¿Cómo puedo escribir el mío y convertirlo en una herramienta eficaz? En este artículo abordaremos todas estas cuestiones, para que el logline que tienes en mente consiga su principal objetivo: vender tu guión.

El pasado mes de septiembre Filmarket Hub celebró un concurso de loglines a través de las redes sociales. Puedes ver aquí el ganador. A raíz de las numerosas propuestas recibidas, la comunidad filmarkethubera detectó que el logline es un concepto algo confuso, que todavía se mezcla con otros términos similares y del que algunos autores no sacan todo su potencial.

Best TV Series project - El juicio final - Javi Jáuregui

Vamos a intentar acercarnos lo más posible a su significado, su contenido y su estructura. Por supuesto, a través de la teoría, pero también con ejemplos prácticos que nos ayuden a visualizarlo.

¿Qué es el logline y qué información debe contener?

Para entenderlo mejor, un buen punto de partida es su definición más académica. El logline es un texto muy breve que contiene la información más relevante del guión de una película, serie o programa y ofrece una premisa dramática atractiva. Sencillo, ¿verdad? Sin embargo, es muy fácil no atinar a la hora de escribirlo correctamente, así que troceemos la definición y vayamos por partes.

Un texto muy breve“. Sí, razonablemente breve. Un logline claro, conciso y con la información precisa rara vez requiere de más de dos frases. Con unas 40 palabras debe ser suficiente para transmitir toda esa información, no dejarse nada relevante y tampoco incluir datos que, a priori, no son interesantes.

¿Y por qué tan breve? Básicamente, porque los lectores de tu logline, es decir, los productores, no tienen tiempo para leer más. De hecho, no tienen tiempo para prácticamente nada. Así que la carta de presentación de tu trabajo tiene que llamar su atención en segundos. En décimas de segundo, incluso. Si lo primero de tu obra con lo que se topen son dos folios con 1200 palabras, es muy probable que vayan directamente al cajón a llenarse de polvo. O a la basura.

Además, ser capaz de condensar la información más destacada de tu obra en unas pocas palabras demuestra que dominas el tema, el contenido y las técnicas y estructuras básicas para escribir ficción.

Pero ¡ojo! Tampoco te pases de breve. Cuatro o cinco palabras no suelen ser el logline, sino el tagline. ¿Te suena? Es la frase gancho de una película. Es bastante fácil de identificar: suele aparecer en el cartel y marketing de la película. “Gane quien gane, nosotros perdemos” (Alien vs Predator, Paul W.S. Anderson, 2004), “Toda historia tiene dos caras. La verdad, sólo una” (Contratiempo, Oriol Paulo, 2016) o también “Tres hijas. Tres novios. Tres padres desesperados” (Es por tu bien, Carlos Therón, 2017) son algunos ejemplos de tagline.

Alien vs Predator
¿Sabías que… el tagline original de esta película iba a ser “Su guerra, nuestro mundo”, utilizado finalmente para Transformers?

La información más relevante del guión“. ¿Qué tengo que contar en mi logline? ¿Qué dejo fuera? En este aspecto tienes que ser lo suficientemente conciso para contar la esencia de tu guión. Vale, pero… ¿cuál es esa información exactamente? Estos puntos sí tienen que estar en tu logline:

  • Género. NO debe aparecer explícitamente (“Es una película de terror que…”) pero sí entreverse y quedar bastante claro. Ten en cuenta que, en muchas ocasiones, las productoras y distribuidoras buscan géneros concretos. Por ejemplo, durante los dos últimos años les ha funcionado muy bien el thriller policíaco, así que buscan una obra que les haga mantener la racha. O al revés, tras dos patinazos en taquilla con comedias, prefieren cambiar de registro. Del mismo modo, también es posible que lo más llamativo de tu guión sea el tema que trata. Por ejemplo, el amor entre dos personas que pertenecen a mundos diferentes. A través del logline, sin embargo, puedes dejar claro cómo de diferente es tu película. Porque no es lo mismo que esa historia transcurra a bordo de un transatlántico a punto de colisionar contra un iceberg, que otra historia entre una famosa estrella de cine y un excéntrico librero en un coqueto barrio de Londres. Mismo tema, diferentes géneros, películas absolutamente distintas.
  • Protagonista principal. Por supuesto, tu personaje principal debe ser el sujeto activo de tu logline. Mejor que su nombre (a no ser que tengas entre manos un biopic o la adaptación de un personaje literario popular, por ejemplo) es utilizar una referencia adjetivada. “Un tímido millonario”, “Una intrépida aventurera” o “La aguerrida tripulación de una nave espacial” son referencias que ya sugieren un rasgo importante del protagonista. Los personajes son el motor de las buenas historias, así que también deben serlo de los buenos logline. Si desde el principio el protagonista llama la atención, habrás empezado con buen pie.
  • Algo de contexto. Igual que pasa con el género, no es necesario que indiques la fecha y la dirección exacta donde sucede la acción de tu obra, pero sí es necesario que, al menos, se intuya. No es lo mismo un drama familiar que sucede en la España profunda de los años 50 que en los nacientes EEUU de finales del siglo XVIII.
  • El conflicto. Las historias en general y las ficciones en particular son, en esencia, conflicto. Alguien que se enfrenta a algo. Y es precisamente ese desafío, ese reto y esa batalla lo que hace atractiva una obra. El objetivo que quiere alcanzar tu protagonista y los obstáculos que debe enfrentar tienen que estar en tu logline. Porque, además, no hay conflicto sin… (¡sigue leyendo!)
  • Antagonista. Para muchos (me incluyo) el elemento que de verdad engrandece la historia. Una bien elaborada fuerza antagónica que impide al protagonista alcanzar su objetivo da sentido a una película, aumenta el conflicto antes mencionado y provoca que la resolución satisfactoria (si es el caso) lo sea de manera más dramática. Vale, es verdad que no siempre el antagonista tiene los colmillos afilados y lleva la cara pintada. No siempre es una personificación clara y evidente. A veces, el antagonista son los miedos internos del protagonista, un factor social o una manera de pensar colectiva. Pero un buen logline que se precie tiene que contener de forma clara quién, quiénes o qué va a ponerle las cosas difíciles al prota.

It

Bien, el contenido está claro, ¿verdad? Pero, ¿y todo lo demás? ¿No es importante? ¿Acaso no nutre a mi historia? Desde luego que sí, pero vamos a ver ahora lo que no tiene que estar en tu logline:

  • La resolución del conflicto. NUNCA. ¿Te imaginas que los productores de El sexto sentido (M. Night Shyamalan, 1998) leyesen en esas primeras frases el giro final con el personaje de Bruce Willis? ¿O que el logline desvelase el destino final de los maltrechos funcionarios metidos a cineastas de Argo (Ben Affleck, 2012)? La esencia de tu logline es dejar al lector con ganas de seguir leyendo, valga la redundancia. Y ésa es una de las premisas dramáticas de las que hablábamos antes que ayudan a conseguirlo.
  • Personajes secundarios. Salvo que alguno de tus personajes secundarios represente un peso vital en la trama, déjalos fuera del logline.
  • Subtramas. Nutren tu historia y probablemente alguna de ellas acabará por condicionar la trama principal o a los personajes, pero tampoco son relevantes para un logline.
  • Referencias cinematográficas o técnicas. El logline no es espacio para hablar de paneos, travelling o planos medios. Tampoco para especificar flashbacks, elipsis temporales o rupturas de la cuarta pared.

Trucos (casi mágicos)

Seguimos avanzando y parece que la teoría está clara, ¿verdad? Antes de lanzarnos con algunos ejemplos prácticos, veamos algunos trucos.

  • Escribe siempre en tercera persona y en tiempo presente. Tu historia le está pasando a alguien aquí y ahora. Aunque sea una película sobre la Primera Guerra Mundial o sobre el primer ser humano que pondrá un pie en Marte.
  • No formules preguntas retóricas ni te refieras al lector/espectador.
  • Utiliza palabras que sugieran acción y conflicto. “Se enfrenta”, “avanza”, “compite”, “desafía”…
  • Escribe varios logline distintos sobre tu guión y dáselos a leer a gente de tu alrededor. Comprueba sus reacciones y comentarios. ¿De qué manera se intuye mejor el sentido de tu peli? ¿Qué texto ha provocado más ganas de seguir leyendo?
  • Lee, lee y lee. Encontrar los logline de películas es bastante sencillo (¡no los confundas con las sinopsis ni con los textos publicitarios propios de las carátulas de DVD!). Además, te recomiendo los libros “Loglines: The Long and the Short on Writing a Strong Logline” de Douglas King y “Loglines: A Workbook of Story Ideas for Writers” de Carlos Pérez, para profundizar en este concepto.

Sí, sí, pero yo quiero ver ejemplos…

¡Pues vamos a ello! Aquí tienes algunos logline de famosas películas y series. ¿Las reconoces?

En plena Transición, dos rudos policías de ideas opuestas son enviados a un remoto pueblo de las marismas del Guadalquivir para investigar la desaparición de dos adolescentes.

La Isla Mínima

 

Un joven campesino con una fuerza interior oculta es reclutado por la Alianza Rebelde para combatir al malvado Imperio Galáctico, rescatar a una joven princesa e instaurar la paz en la galaxia.

Star Wars - La Guerra de las Galaxias

 

Los juguetes de un niño temen ser sustituidos ante la llegada de otro más moderno y fantástico, pero sus miedos se convierten en amistad cuando se pierden en la gran ciudad y deben unir sus fuerzas para volver a casa.

Toy Story

 

Un introvertido forense mitiga sus instintos homicidas dando caza a criminales por las noches. La aparición de un asesino en serie que sigue su mismo patrón da inicio a una despiadada persecución.

Dexter

 

Un padre lucha por mantener con vida a su hijo en un campo de concentración nazi, haciéndole creer que la terrible situación a la que se enfrentan no es más que un juego.

La Vida es Bella

 

Un grupo de elitistas amigos organiza una cena semanal a modo de apuesta: ganará el que invite al idiota más absoluto. Su modo de entender la vida cambia cuando aparece un entrañable patoso.

La Cena de los Idiotas

 

Un niño desaparece sin dejar rastro en un pequeño pueblecito de montaña. Sus aventureros amigos, su familia y el sheriff local siguen su pista, enfrentándose a fenómenos sobrenaturales y fuerzas misteriosas.

Stranger Things

 

Acabando

Como punto de partida, espero que este artículo te ayude a entender un poco más en profundidad qué es, para qué sirve y cómo escribir mejores logline. No te lo quites de la cabeza: EL LOGLINE TIENE QUE AYUDARME A VENDER MI GUIÓN. Con esa premisa en mente y entendiendo cómo funciona la industria cinematográfica, seguro que tus pequeños textos se perfilan poco a poco y se convierten en una eficaz herramienta para tu trabajo.

Y al final del camino, recuerda que tienes la plataforma de Filmarket Hub para inscribir tus proyectos (logline incluido) y ponerlos al alcance de uno de los mercados audiovisuales más vivos y dinámicos.

¡Ánimo con tus trabajos!

Category: Herramientas

Tags:

2 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Article by: Fermín P. Pina