Gemma Ventura es la guionista de Todos los nombres de Dios

Entrevista 4th Pitchbox: Gemma Ventura, guionista de Todos los nombres de Dios

Gemma Ventura es guionista, y ha escrito Todos los Nombres de Dios, uno de los proyectos seleccionados que se presentó en 4th Pitchbox.

Gemma estudió Comunicación Audiovisual en la UPF, en Barcelona. Después, se dedicó de forma autodidacta a escribir guiones, y dio sus frutos: dos años después de terminar la carrera, Judith Colell se interesó por un guión suyo, que luego sería la película 53 Días de Invierno.

Siguiendo con nuestras entrevistas, hablamos con ella para que nos hable Todos los Nombres de Dios y de cómo vivió 4th Pitchbox.

Gemma, ¿por qué elegiste esta profesión?

La verdad es que empecé a escribir mis primeros cuentos con siete años. Descubrí mi pasión por la escritura en el colegio, cuando el mejor momento de todos para mí era cuando nos desvelaban el tema de la redacción que teníamos que escribir durante el fin de semana y me pasaban las horas volando entre ensoñación y ensoñación, imaginando temas, personajes y sus conflictos.

¿Qué otros trabajos has hecho? ¿Nos puedes contar o enseñar algo de tu trabajo más destacado hasta la fecha?

El trabajo más destacado de guión hasta la fecha es sin duda el largometraje 53 Días de Invierno dirigido por Judith Colell, producido por Ovideo y distribuido por Fílmax (2006). Fue seleccionada en la sección Zabaltegi del Festival de San Sebastián y para mí supuso obtener mis primeras nominaciones como guionista (Premio Ciutat de Barcelona y nominación también al Premio Montblanch de Guión del festival de San Sebastián). Este guión me dio también la oportunidad de participar en uno de los dos laboratorios de guión que organizó la Fundación SGAE con el Sundance Institute hace muchos años, experiencia que fue muy importante para mí.

Cartel de la película 53 días de invierno

En cuanto a mi trabajo como directora, mi cortometraje Los Archivos de Jung (2009) y el largometraje documental Espera un Milagro (2011) son mis obras más destacables. Con el primero gané varios premios nacionales, obtuve una nominación a los Premios Gaudí y fue seleccionado en festivales como el New York Film Festival. Con el segundo gané premios internacionales y fue distribuido en cines en varias ciudades españolas.

Háblanos de Todos los Nombres de Dios, el proyecto que presentaste en 4th Pitchbox. ¿Cómo surge la historia? ¿De qué va?

Tras un atentado yihadista, un taxista se ve obligado a ayudar a huir a un terrorista arrepentido. Pero un giro inesperado intercambia los papeles y el taxista se convierte en una bomba humana deambulando por las calles de la ciudad mientras el cuerpo policial y los servicios de inteligencia hacen todo lo posible por salvarle la vida.

La historia surge de un intenso deseo que tengo desde hace años de abordar el tema del terrorismo yihadista desde todos los puntos de vista involucrados. La chispa definitiva surgió a raíz del testimonio del taxista que trasladó a los tres terroristas al aeropuerto de Bruselas en los atentados del 2016.

Ya hemos visto historias sobre terrorismo yihadista en la gran pantalla, pero el punto de vista que ofrece Todos los Nombres de Dios es diferente. Cuéntanos por qué decidiste contar la historia de esa manera.

Creo que si Todos los Nombres de Dios tiene un punto de vista diferente es porque, al contrario de lo habitual con este tema, abarca TODOS los puntos de vista implicados en lugar de centrarse en uno solo. Este guión incluye los puntos de vista de las víctimas y sus familiares, de los terroristas y sus familiares y de la policía y los servicios secretos. Personalmente he querido hacer un relato lo más realista y objetivo posible, intentar no dejar ningún cabo suelto porque creo que un tema de esta gravedad que nos implica a todos directa o indirectamente deber ser tratado con la máxima rigurosidad.

¿Cómo fue el proceso de investigación para escribir el guión?

Pues el proceso de investigación empezó realmente en el 2005 cuando se me encargó desarrollar un guión para un documental sobre el 11-M. Fue entonces cuando me adentré de lleno en el tema y tuve la oportunidad de conocer en Marruecos y de primera mano el entorno, la vida y la familia de alguno de los terroristas del 11-M. Desde entonces el tema siempre ha estado conmigo y he seguido leyendo y documentándome tanto por interés personal como por otros proyectos.

Cartel del proyecto Todos los nombres de Dios

¿Cuánto tiempo llevas trabajando en este proyecto?

He estado trabajando el guión de forma intermitente un año.

¿En qué punto se encuentra actualmente? ¿Qué es lo que necesita para poder desarrollarlo?

Actualmente está en su sexta versión listo para ser leído por un productor para que éste pueda tener una idea clara de la película y a partir de ahí, poder continuar mejorando el guión con sus indicaciones. Llega un momento en que la implicación de un productor en el proyecto es imprescindible para continuar desarrollándolo de la forma más eficaz posible en relación a las necesidades de producción y yo estoy en este punto ahora mismo con este proyecto.

Todos los Nombres de Dios es un proyecto muy arriesgado. Puede ser difícil que los productores se decidan a participar en él. ¿Qué les dirías para convencerles?

Sinceramente no entiendo dónde está el riesgo en este guión. Si se considera arriesgado porque trata el tema del terrorismo yihadista no estoy de acuerdo, francamente. En España se han hecho muchas películas de ETA y en países como USA, UK, Israel y Francia se han hecho un montón de películas también sobre terrorismo yihadista (incluso alguna con tono cómico como Four Lions), así que no acabo de comprender qué problema hay con ello. Es un tema de actualidad que nos afecta a todos directa o indirectamente y por supuesto que hay que tratarlo en el cine. La prueba más evidente de que es un tema que interesa a la audiencia española es el éxito de la serie El Príncipe.

¿Te gustaría contar con alguien en concreto para este proyecto?

Cuando no me planteo dirigir un guión no me planteo tampoco este tipo de cosas. Lo que sí veo muy claro es la necesidad de contar con un director muy experimentado que domine la acción y el drama en igual medida.

¿Qué es lo que más destacarías de tu proyecto?

Además de lo que he comentado anteriormente de la suma de varios puntos de vista distintos, creo que el equilibrio que hay entre el drama y la acción. Sinceramente, este equilibro es el objetivo más importante para mí en esta historia. Muchas películas de terrorismo yihadista se centran demasiado en la acción y dejan un poco de lado el tema de las emociones. Para mí es vital que las emociones sean centrales en esta historia, ya que enriquecen la acción enormemente logrando un thriller de acción con sustancia, con contenido.

¿Habías intentado moverlo antes de conocer Filmarket Hub?

No.

¿Qué es lo que te llevó a inscribirlo en 4th Pitchbox?

La posiblidad que ofrece este evento de poder presentar tu proyecto a productores importantes que de otra forma no tendrías acceso. Especialmente para mí, con un proyecto de presupuesto alto como este, el poder pitchear a grandes productoras y distribuidoras a las que no tengo acceso fue la principal motivación para inscribirlo.

¿Qué tal fue la experiencia en Pitchbox? ¿Y en el networking posterior?

Fue una experiencia muy divertida y provechosa sin duda. Los proyectos eran muy distintos entre ellos y eso dio diversidad y fluidez al evento.

El networking posterior fue muy bien también, varias productoras se interesaron por leer el guión lo cual es maravilloso ya que es el objetivo principal.

Una vez pasado el evento, ¿te resultó útil? ¿Cambiarías algo de tu pitch?

Por supuesto que resultó útil. Para mí personalmente sobre todo en el sentido de obligarme a pensar cómo venderme tanto a mí misma como a mi proyecto. Hoy en día hay tanta competencia, tanta gente con talento que resulta esencial saber vender ambas cosas y los expertos aseguran que si sabes venderte bien ya tienes la mitad del camino hecho.

No, no cambiaría nada de mi pitch. Me sentí muy cómoda con cómo lo hice y el interés de las productoras me demuestran que hice lo correcto.

¿Qué consejos darías a futuros participantes?

Para mí lo más importante es “Keep it simple” (hazlo sencillo). Menos es más. Hacer un pitch personal, no puramente informativo. Enfocarlo más hacia la emoción más que a soltar un torrente de información (para eso está el networking posterior). Creo que si logras conectar emocionalmente con los productores presentes aunque sea por un breve instante, estás transmitiendo el potencial emocional de tu historia que, como todos sabemos, es lo más importante.

Personalmente no soy partidaria de utilizar demasiado el powerpoint ya que creo que distrae la atención de los oyentes. Es mejor que se concentren totalmente en ti y en tus palabras. Sí soy partidaria de hacer un buen mood trailer ya que creo que puede ayudar mucho a establecer esa conexión emocional. Pero si no tienes la posiblidad de hacer un buen mood por el motivo que sea, creo que es mejor no hacerlo y centrarte en crear un buen pitch emocional a través de tus palabras y tu interpretación.

En Filmarket Hub nos cuesta encontrar proyectos liderados por mujeres, ¿cuál es tu experiencia trabajando en este sector? ¿Cuáles son tus referentes?

Personalmente no puedo decir que haya sentido ningún tipo de discriminación o dificultad mayor por el hecho de ser mujer. Eso no quiere decir que no haya machismo, como en todas las profesiones, pero no creo que sea algo determinante en nuestro país. Es una profesión extremadamente difícil tanto para hombres como para mujeres y si nos paramos a pensar, hay bastantes mujeres directoras con renombre en España (Isabel Coixet, Claudia Llosa, Icíar Bollaín, Gracia Querejeta, Laura Mañá por comentar algunas, pero hay muchas más). Por mi experiencia hasta ahora sí veo que hay actualmente muchas mujeres en el área de la producción por ejemplo, lo cual es muy bueno. Pero sinceramente no creo que el hecho de ser mujer sea un factor determinante a la cuestión de si hay más o menos mujeres dedicándose a esto. Creo que somos muchas las que estamos ahí, pero de eso a que logremos alcanzar el éxito y hacernos visibles es otra cosa. ¡Pero estar, estamos!

Si tengo que dar un referente sería Kathryn Bigelow por dos razones principalmente: ha logrado un grado de independencia muy alto de la industria (es guionista, directora y productora) que es a lo que aspiro lograr algún día, y segundo, rompe con el estereotipo de mujer directora que hace cine considerado “femenino” o dirigido a un público mayoritariamente femenino. Para mí rompe el molde con determinación, elegancia y sensibilidad.


Cuestionario rápido

3 guionistas favoritos: Steven Zaillian, Stanley Kubrick, Francis Ford Coppola

3 libros de guión favoritos: No leo libros de guión desde la universidad, aunque si alguien quiere aprender todo lo imprescindible creo que STORY (El Guión en español), de Robert McKee, es el mejor sin duda para empezar. Sobre todo aconsejo leer muchos guiones así como entrevistas a guionistas y a productores sobre guión.

3 directores favoritos:

Un clásico: Roman Polanski
Uno actual: Denis Villeneuve
Una mujer: Lucrecia Martel

3 películas favoritas: imposible reducirlo a tres, pero si me obligáis…

Un clásico: Trilogía de Apu
Película de mi infancia: E.T.
Actual: American Beauty

Category: Talent

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Article by: Isabel Delgado