Jorge Begega y Juan Rubio, guionistas de Incondicionales

Entrevista 4th Pitchbox: Juan Rubio y Jorge Begega, guionistas de Incondicionales

Juan y Jorge se conocieron estudiando el Máster de Guión de la Universidad de Navarra. Han trabajado juntos en varios proyectos y han sido unos de los protagonistas de 4th Pitchbox con Incondicionales.

Queremos saber de dónde vienen, que han hecho y que nos cuenten más sobre Incondicionales, la comedia futbolera que presentaron el pasado 30 de marzo.

En primer lugar, habladnos un poco sobre vosotros. ¿Por qué elegisteis esta profesión? ¿Dónde estudiasteis y dónde empezasteis vuestras carreras?

Juan Rubio: Escogí el guión por pura pasión. Desde pequeño me han fascinado el cine y la novela. Cuando descubrí que el responsable de la historia era una figura llamada guionista, supe que eso era lo que quería hacer. Concretamente, esto me ocurrió con Perdidos. Recuerdo perfectamente el momento: fue el final del capítulo 1 de la segunda temporada. Me quedé fascinado.

Estudié comunicación audiovisual en la UFV (Un. Francisco de Vitoria) y un máster en guión en la Universidad de Navarra. Mis prácticas fueron en Antena 3 y con el equipo de escaletistas de Velvet (Bambú), donde aprendí muchísimo.

Jorge Begega: A mí desde pequeño siempre me gustó escribir de todo: cómics, relatos… y leía mogollón, y más o menos como Juan, cuando descubrí que detrás de las pelis había unos señores que escribían lo tuve bastante claro.

Yo estudié comunicación audiovisual en la Universidad Carlos III de Madrid y un máster de guión en la Universidad de Navarra (allí nos conocimos Juan y yo). Las prácticas las hice en Morena Films como analista y echando una mano en desarrollo de largometrajes con Juan Gordon, la verdad es que fue un muy buen primer paso.

¿Qué otros trabajos habéis hecho? ¿Nos podéis contar o enseñar algo de vuestros trabajos más destacados hasta la fecha?

J.R: Desarrollo de largometrajes en Capitán Pictures (mi primer trabajo de guionista fue un encargo de adaptación literaria) y sobre todo destacaría dos años en el departamento de desarrollo de Plano a Plano, la experiencia más enriquecedora hasta la fecha.

J.B: Yo también escribí un largometraje para el Capitán Pictures, y tuve la suerte de trabajar como guionista en Me Resbala donde aprendí con un director y unos compañeros que me enseñaron mucha tele, mucho de la profesión y mucho de comedia. Más tarde me incorporé a Plano a Plano con Juan, y he pasado por otras productoras desarrollando formatos de entretenimiento y ficción. Ahora voy a empezar con un concurso. Y por supuesto, Juan y yo trabajamos en muchos proyectos juntos, Incondicionales es sólo el último. Ahora también estamos con otra peli para una productora.

Habladnos de Incondicionales, vuestro proyecto seleccionado para 4th Pitchbox. ¿Cómo surge la historia? ¿De qué va?

J. R: Surge por las ganas de contar cómo los objetos, que son algo físico, a veces contienen el alma de las personas; algo que incluso va más allá del valor sentimental. Así nace la historia del último viaje de una furgoneta familiar antes de que sea vendida.

J.B: Juan lo explicó muy bien, ese es el origen del proyecto. Luego que nosotros somos muy futboleros y nos gusta mucho lo romántico y los nostálgico alrededor del fútbol. Pero sí, queríamos contar una historia familiar alrededor de la furgoneta con el fútbol como telón de fondo.

Proyecto Incondicionales, seleccionado en 4th Pitchbox

El día de 4th Pitchbox llegasteis a Madrid con la furgoneta que aparece en la historia, que al final es casi otro personaje más en la historia. Esa furgoneta tiene una historia, casi habéis hecho vosotros un viaje como el de Incondicionales con ella, ¿cómo la conseguisteis?

J.R: Investigando mucho por internet. Actualmente quedan muy pocos modelos en buen estado de la Ebro Siata 50S; según el coleccionista que nos vendió la suya, hay solamente ocho en toda España. Fuimos hasta Zumárraga (Guipúzcoa) a buscarla; el viaje de vuelta fue una aventura bonita. No teníamos ni idea de lo peculiar que sería la conducción en un coche del 79. Fue un poco la road-movie real detrás de la road-movie ficticia.

J.B: 11 horas, Zumárraga- Madrid a lomos de nuestra Dolores (así se llama nuestra furgoneta, en la peli y en la realidad). Fue muy divertido, todo el mundo nos pitaba, paramos a comer y casi no sabíamos aparcarla… Y lo peor, que casi no cabemos en el asiento del conductor.

¿Cuánto tiempo lleváis trabajando en este proyecto?

J.R: Empezamos a escribir en primavera del 2016. Nos ha ayudado mucho un analista y profesor de la Universidad de Navarra, Pablo Echart, con informes y comentarios. También hemos recibido muy buenos consejos de compañeros más expertos que nosotros.

J.B: Sí, en primavera teníamos la idea bastante clara y hasta verano estuvimos con tratamientos y escaleta. En verano empezamos con los primeros borradores y primera versión de guión.

¿En qué punto se encuentra actualmente? ¿Qué es lo que necesita para poder desarrollarlo?

J.R: Tenemos cinco versiones de guión y, mientras seguimos reescribiendo, buscamos productora que quiera desarrollar el proyecto.

¿Os gustaría contar con alguien en concreto para este proyecto?

J.R: En esos aspectos tan específicos nos ponemos en manos de la productora. Nosotros lo que buscamos es alguien que comparta nuestra visión de la historia y que quiera desarrollar todo su potencial, nada más.

¿Qué es lo que más destacaríais de vuestro proyecto?

J.R: Que es entrañable y muy comercial. Creemos que puede conquistar al público y ser un gran evento en los cines españoles. También, al tratarse de una historia de fútbol, ‘viajaría’ muy bien en muchos países extranjeros.

J.B: Es una road movie con muchos ingredientes: emociona, es divertida y habla de temas universales. El guión puede gustar o no, pero la historia tiene mucha entraña y cuando la contamos por ahí en dos líneas todo el mundo quiere saber más. Es la historia de un viaje con una premisa original y con unos personajes con los que todos nos podemos identificar.

Tanto en el pitch como en vuestro dossier insistís en la oportunidad de estrenar esta película el año que viene, cuando se cumplen 10 años desde que España ganó su primera Eurocopa. ¿Cómo veis los plazos para rodar y que la película esté lista a tiempo?

J.R: Los plazos son muy justos, por no decir imposibles. Pero no es imprescindible el estreno en 2018; simplemente podría ser un aliciente más.

J.B: Eso es, es una quimera llegar a 2018. Pero vamos, a la segunda y tercera (2020 y 2022) parte podemos llegar perfectamente.

¿Habíais intentado moverlo antes de conocer Filmarket Hub? ¿Cómo os fue?

J.R: El guión lo han leído varios productores y directores antes de Fimarket Hub, cosechando bastante interés y alguna que otra propuesta.

¿Qué es lo que os llevó a inscribirlo en 4th Pitchbox?

J.R: Nos parece una plataforma innovadora que trata de responder a una necesidad real. Lo vimos como una oportunidad.

¿Qué tal fue la experiencia en Pitchbox? ¿Y en el networking posterior?

J.R: Muy positiva. Fue un escaparate estupendo, al igual que el networking posterior.

J.B: La experiencia fue muy buena, poder contar tu historia ante productores, cadenas y gente importante del cine es una oportunidad muy buena para poder impulsar el proyecto. Además, poder conocer gente que como tú está intentando sacar adelante sus proyectos es muy enriquecedor. Y creo que el pitch salió muy bien, la gente se reía y cuando estás intentando vender una comedia eso es muy bueno.

Una vez pasado el evento, ¿os resultó útil? ¿Cambiaríais algo de vuestro pitch?

J.R: Gracias al evento hemos entrado en contacto con varias productoras e incluso alguna ya ha podido leerse el guión. Desde luego que ha sido un evento muy útil, también para conocer a otros compañeros y descubrir otros proyectos.

J.B: Ha sido muy útil y esperemos recoger frutos bastante pronto.

¿Qué consejos daríais a futuros participantes?

J.R: Que piensen en sacar el máximo potencial a su proyecto y que reescriban su guión todo lo necesario. Después, en el pitch, sólo es cuestión de aprovechar la oportunidad.

J.B: Lo mismo, ser conscientes de que escribir un guión es una carrera de fondo y no hay que tener miedo a reescribir mucho ni a cansarse demasiado pronto. Al pitch no hay que tenerle miedo, nadie va a conocer la historia mejor que tú.


Cuestionario rápido

3 guionistas favoritos:

J.R: Robert Bolt, Andrew Niccol, Damon Lindelof (exceptuando las dos o tres últimas temporadas de Perdidos, jeje).

J.B: Taylor Sheridan (sus dos primeras pelis son Comanchería y Sicario, ojo) Shawn Ryan (Solo por haber creado The Shield) y los Coen.

3 libros de guión favoritos:

J.R: La dramaturgia (Yves Lavandier), El guión (Robert McKee), Poética (Aristóteles)

J.B: El guión, de McKee, La semilla inmortal, de Balló y Pérez, y aunque no creo que sea súper útil, me parece muy eficaz en determinadas partes de las reescrituras el Save the cat, de Blake Snyder. Su clasificación de las películas es maravillosa.

3 directores favoritos:

J.R: David Lean, Frank Capra y Andrei Tarkovsky.

J.B: Robert Aldrich, Denis Villeneuve y Sidney Lumet (Por trayectorias más que por obras concretas).

3 películas favoritas:

J.R: Lawrence de Arabia, Qué bello es vivir, Gattaca.

J.B: Los 12 del patíbulo, La caza (de Saura) y El Cazador (De Cimino)

Category: Talent

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Article by: Isabel Delgado