Entrevistas 4th Pitchbox: Luciana Garriga

Entrevista 4th Pitchbox: Luciana Garriga, guionista y directora

Luciana Garriga siempre ha entendido el cine como una construcción colectiva, un trabajo en equipo constante y apasionante. Ya desde pequeña tuvo la oportunidad de tocar alguna cámara o participar en obras de teatro en su escuela, lo que hizo que creciera en ella la pulsión de contar cosas, determinando finalmente su profesión.

Queremos que nos cuente más cosas sobre su trayectoria y sobre su proyecto, León, una historia pasional marcada por el lugar en el que se desarrolla.

Háblanos sobre ti, ¿cómo empezó tu carrera profesional?

Estudié en la Universidad Nacional de las Artes en Buenos aires, soy Licenciada en Artes Audiovisuales. Siempre acompañé mis estudios de grado con un perfeccionamiento privado. Estudié en el Centro de Experimentaciones del Sindicato de Cine Argentino, y realicé un taller de guión por varios años con la guionista Irene Ichowicz.

Siempre entendí la actividad artística como una construcción colectiva, por lo que a lo largo de mi joven carrera busqué en todo momento mi participación en distintos tipos de talleres y espacios de creación dirigidos al trabajo con el otro. El cine es un trabajo en equipo constante y apasionante.

¿Qué otros trabajos has hecho? ¿Nos puedes hablar o enseñar algo de tu trabajo más destacado hasta la fecha?

En relación a la producción independiente escribí y dirigí tres cortometrajes de ficción: Ana y Karin (2011), ¿Quién te llama? (2012) y Cariñito (2013-2014). Grabé también dos documentales (Domingos, 2012 y Un árbol, 2013), un video danza y varios ensayos de video arte.

En el año 2014 salí beneficiaria de la Beca Nacional de Proyectos grupales del Fondo Nacional de las Artes, para la realización de mi tesis de grado. El cortometraje fue exhibido y premiado en varios festivales de cine en distintos países. En el 2015 obtuve con dicha obra el Primer Premio del concurso de escuelas públicas de cine del Fondo Nacional de las artes.

A su vez, desde el año 2009 que trabajo en el área de Dirección de Arte en cine y publicidad para televisión. Soy freelance.

Háblanos de León, tu proyecto. ¿Cómo surge la historia?

León surge de un viaje que hice por Brasil en el 2013. El calor, el sudor, el hedor del mediodía enseguida empezaron a transformarme. Es el calor la única ley.

León, cartel del proyecto con mención especial en 4th Pitchbox: Luciana Garriga es su autora

Empecé a imaginar cuerpos, vínculos y tuve algunas imágenes. La idea de León estaba gestándose en mí. Pero no era más que una incógnita, un deseo. Desde ese primer paso, a pensar León en términos de una película, pasó mucho tiempo.

Desde un primer momento supe que era una historia que se contaba desde el cuerpo. La carne estaba impresa en cada una de las palabras. Es un viaje hacia lo profundo de cada uno que se hace metáfora con la impenetrabilidad de la selva.

El cuerpo es ley. Somos un conflicto entre la pulsión y el deber ser, que a veces se duerme, a veces se hace agua, y otras como este caso, se hacen piel.

¿Nos puedes contar un poco de qué va?

León es la historia de una familia que guarda muchos años un secreto de su pasado. Y cualquier enfrentamiento con nuestro pasado es doloroso y sin saberlo, se nos escapa por entre los dedos nuestra verdad.

Un joven vuelve a recuperar al amor de su vida luego de haber sido encarcelado ilegalmente sus últimos quince años. A su vuelta, descubre como el tiempo destruyó todo lo que conocía y sin saberlo se enamora de su propia hija.

El personaje de León es un motor. Un rebelador de la verdad. Vuelve como un fantasma a correr el velo, a introducir a su propia vida a una adolescente desesperada por crecer. Cándida es un reflejo de la propia historia: es la ceguera frente a nuestras raíces que nos acorrala y nos define.

El espacio en el que se desarrolla, esa triple frontera entre Brasil, Argentina y Paraguay es importante para la historia. ¿Fue ese lugar el que te llevó a escribirla?

El lugar lo es todo. La triple frontera es reflejo de nuestra realidad: la mezcla nos define. La idiosincrasia de las fronteras me llevó también a escribir. No existe un solo idioma, se mezclan las lenguas, la piel, las familias. No se puede ser sin considerar a quien tenemos enfrente.

Al estar allí, se transforman en absurdas las divisiones geopolíticas. Una familia vive de un lado, van sus niños a la escuela del otro y trabajan en el río.

La aristocracia y conservadurismo de esas zonas son los votantes para mantener los límites. Pretenden sostener eso que el mismo idioma no puede mantener. Hablar Portugués, Castellano o Guaraní es hablar de uno mismo.

Son unos personajes complejos, que esconden muchas cosas. Además, sus historias se van entrelazando a medida que avanza la trama. ¿Cómo es el proceso de escribir una historia así?

El proceso de escribir una historia así es largo. El norte de Misiones es mi lugar favorito. Mis viajes tanto creativos como espirituales en la selva y el río ayudan a pensar estos entramados. La naturaleza muestra un entramado viril: los afluentes de los hermosos ríos se pierden en pequeñas tramas que van y vienen. Entonces tomo para la escritura estas características.

León no podría contarse de otra forma. Todos los personajes son complejos como su entorno. El proceso de escritura lo fui creando a partir del mismo proyecto. Tuve un primer draft que no me identificaba, que no era León, pero que contaba lo que a ciencia cierta parecía que quería contar. Pero no lo era. Entonces me pregunté: ¿Cómo transformaba eso en el imaginario que tenía dentro de la cabeza?

Lo primero que hice fue pensar en los personajes como creadores de su propia verdad, les di lugar, los escuché y poco a poco fuimos escribiendo lo que sucede.

El reto más difícil como guionista en relación a León, fue como contar el pasado (que es la fuerza de la historia y su porqué) en un presente sin estar todo el tiempo abusando de la posibilidad de un flashback. Es aquí donde aún estoy aprendiendo, preguntándome cómo es que vamos día a día avanzando en nuestro presente con el pasado a cuestas. ¿Cómo se ve lo que pasó?

¿Cuánto tiempo llevas trabajando en este proyecto?

Llevo trabajando cinco años en este proyecto. Puedo decir que recién en el 2016 descubrí a dónde íbamos, el cual culminó con mi participación en el 4to Laboratorio Internacional de Guion de Cinefilia en Colombia. Lo cual ha sido una experiencia inmensa.

¿En qué punto se encuentra actualmente? ¿Qué es lo que necesita para poder desarrollarlo?

León se encuentra a un pie de comenzar su etapa de desarrollo. Es un guión fuerte, que atravesó grandes devoluciones, un Laboratorio de Guión internacional, y demás procesos creativos con sus padrinos artísticos. Aún me queda este año para darle su ultimo cuerpo. Hay algunas tramas o sobre todo el manejo del género que considero debo mejorar en su escritura. Pero ya estamos en un punto donde se puede comenzar a tejer.

Para poder desarrollarlo antes que nada necesito un productor. Y como el proyecto mismo lo demanda, es una película de coproducción. Hay algunos interesados y tentativos representantes tanto de Argentina como Paraguay, pero nada tan sólido como debería.

León debe encontrar su equipo de producción a lo largo del 2017 y un primer financiamiento de desarrollo. Lo he presentado en varias convocatorias para esto y espero resultados. Lo ideal sería pensar en formalizar un teaser audiovisual en la zona para darnos a conocer. Así que aprovecho la ocasión para reafirmar que busco productor.

¿Te gustaría contar con alguien en concreto para este proyecto?

Me gustaría trabaja con gente local y no actores. Pero también pienso que los personajes de Osorio e Isabel, por ejemplo, quisiera que estén representados por actores reconocidos y profesionales. Aún no tengo decidido exactamente por quién. Ella sería una Sonia Braga hace 20 años, tal vez de Argentina puedo pensar en Moro Anghileri o alguien más casual, como Emme. Osorio podría ser Arnaldo André. Hay mucho del juego con la telenovela en el guión y sería un honor probar con semejante actor para hacer algo diferente.

A Arminda, por el contrario, siempre la imaginé representada por Cristina Banegas, es una de mis actrices argentinas favoritas y amaría poder trabajar con ella.

¿Qué es lo que más destacarías de tu proyecto?

Lo que más destaco de mi proyecto es su transparencia, la fuerza de León es incontenida y eso se verá en la pantalla y en el público. Es una historia difícil de contar, pero que al final de cuentas tiene un poco de cada uno de nosotros.

Remarco además una nueva vuelta de tuerca para el cine de género. El melodrama es lo que más me apasiona en la vida, y pensar a León en sus términos, mezclados con un thriller y una película erótica me parece revelador.

¿Habías intentado moverlo antes de conocer Filmarket Hub? ¿Cómo te fue?

He participado en varias convocatorias y encuentros pero nunca en una plataforma como esta. Hasta ahora he alcanzado tutorías, clínicas y devoluciones para el guión pero nada en relación a su producción o proceso de desarrollo como tal. Esto es lo que espero lograr a partir de mi participación en Filmarket Hub.

¿Qué es lo que te llevó a inscribirlo en 4th Pitchbox?

Lo que me llevó fueron las ganas que tengo de mostrarlo. De que se conozca un poco de este universo que es León y pensé que era una excelente oportunidad para dar con un productor o al menos algún interesado.

En Filmarket Hub nos cuesta encontrar proyectos liderados por mujeres, ¿cuál es tu experiencia trabajando en este sector? ¿Cuáles son tus referentes?

He descubierto, a lo largo de estos años de trabajar en el medio, que es más difícil como mujer conseguir dirigir un proyecto. Las mujeres debemos apoyarnos y acompañarnos en este proceso. Por suerte hay ya muchas realizadoras mujeres que son increíbles y lideran el ámbito artístico. Y esto debería crecer y crecer hasta que no exista una diferencia entre los géneros en el cine.

Hay excelentes directoras de cine Argentinas. Mis referentes favoritos son Lucrecia Martes y Anahí Berneri. También me gustaría armar un equipo fuerte de mujeres para León ya que hay algo en la mirada cinematográfica femenina que conecta con la película en sí.


Cuestionario rápido

3 guionistas favoritos: Pier Paolo Pasolini, Mariano Konh y Gastón Duprat, Tom Ford.

3 directores favoritos: Pedro Almodóvar, Lucrecia Martel y Arturo Ripstein.

3 películas favoritas: Nazareno Cruz y el lobo (Leonardo Favio), La ciénaga (Lucrecia Martel), y Matador (Pedro Almodovar).

Category: Talent

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Article by: Isabel Delgado