Entrevista Pitchbox: Sergio Barrejón, co-guionista de «Quemad Barcelona», habla con Filmarket Hub Selección Oficial Madrid TV Pitchbox 2017

Hablamos con Sergio Barrejón, co-guionista, junto a David Victori, de Quemad Barcelona, serie de ficción en desarrollo que se basa en la historia real de Miquel Serra i Pàmies, Conseller de la Generalitat durante la Guerra Civil, quien tras descubrir los planes de Stalin para volar por los aires Barcelona, para así evitar que los fascistas ocuparan la ciudad, pero matando a centenares de miles de habitantes de la ciudad, puso su vida en peligro para evitar la catástrofe.

 

Breve Sinopsis: 

Enero de 1939. Días antes de que el bando rebelde entre en Barcelona, el gobierno de la República da por pérdida la guerra. Desde Moscú, la Internacional Comunista ordena arrasar la ciudad, destruir las vías de comunicación y centros neurálgicos de energía, agua y transporte, para no dejar nada en pie al enemigo.  Miquel Serra, miembro del PSUC y conseller de la Generalitat, es el encargado de llevar a cabo esa orden de tierra quemada. Pero Miquel, jugándose la vida y en alianza con otros héroes anónimos, decide sabotear esos planes y salvaguardar la ciudad.

FMH: Queremos saber un poco más de tu trayectoria, ¿por qué elegiste esta profesión? ¿Dónde estudiaste? ¿Dónde empezaste tu carrera?

S.B: Estudié Ciencias de la Información en la Complutense de Madrid, más que nada porque no me admitieron en Psicología ni Sociología, que eran mis primeras opciones. Hicieron bien: no creo que hubiera terminado ninguna de esas carreras. Ni siquiera terminé Ciencias de la Información. Tampoco Dirección de Escena, que es lo que hice cuando abandoné la Complutense. Al final lo dejé todo y me puse a trabajar en la tele.

 

FMH: ¿Qué otros trabajos has hecho? ¿Nos puedes hablar o enseñar algo de tu trabajo más destacado hasta la fecha?

S.B: Empecé como realizador de programas musicales en 40TV, una cadena musical. Nunca me entusiasmó, pero había que comer. Y con lo que ganaba allí me pagaba mis primeros cortos. Además, me dejaban usar los equipos para grabar y editar.

No he hecho trabajos de gran relevancia, la verdad. Si tuviera que destacar algo, supongo que nombraría el corto Éramos pocos, que escribí junto a su director, Borja Cobeaga, y que estuvo nominado al Oscar. Luego nominaron al Goya un corto que dirigí, El Encargado. Y en televisión supongo que lo más conocido que he hecho es Amar en tiempos revueltos y La catedral del mar. En ambas he estado de guionista a las órdenes de Rodolf Sirera.

 

FMH: Háblanos del proyecto Quemad Barcelona. ¿Cómo surge la historia? ¿De qué va?

S.B: Quemad Barcelona cuenta la historia real de Miquel Serra i Pàmies, conseller de la Generalitat que, en las postrimerías de la Guerra Civil, cuando Barcelona está a punto de caer en manos de los fascistas, descubre el plan de Stalin de dinamitar las estructuras principales de la ciudad para evitar que caigan en manos de Franco. Serra i Pàmies, consciente de que el plan de Stalin implica la muerte de cientos de miles de inocentes, se ofrece voluntario para coordinar esa destrucción, con la secreta intención de boicotearlo con dilaciones y argucias, confiando en que los fascistas lleguen antes de que su plan sea descubierto.

El proyecto parte del productor M.A. Faura y del director David Victori, y es la adaptación de una novela homónima escrita por Guillem Martí, descendiente de Serra i Pàmies. Faura y Victori me proponen escribir el guión conjuntamente con Victori, y firmamos el contrato en el verano de 2015. En aquel momento todavía planeábamos hacer un largometraje, aún no se había convertido en serie.

 

FMH: Parece una historia fascinante sobre un personaje que la historia decidió olvidar o enterrar. ¿Cómo fue el proceso de creación de una serie así?

S.B: El gran reto fue concretar qué acciones habría emprendido Serra i Pàmies para engañar a los agentes soviéticos que debían supervisar su trabajo. Serra i Pàmies apenas dejó constancia de lo que hizo durante aquella semana para engañar a los soviéticos. Es comprensible: tras la guerra fue capturado en París y juzgado en Moscú por alta traición. Aunque en último término consiguió ser absuelto y, tras un accidentado periplo, acabó exiliado en México, seguramente no se sentía del todo seguro allí y no consideró prudente alardear de sus acciones. No fuera a aparecer algún agente soviético a buscarlo, piolet en mano, como le pasó a Trotski. 

En resumidas cuentas, sabemos cómo arranca su epopeya y sabemos cómo termina, porque efectivamente la destrucción de Barcelona no se llevó a cabo, pero todo lo que hay en medio es especulación. La novela opta por desarrollar un intrincado triángulo amoroso que a Faura, a Victori y a mí no nos parecía que fuese a funcionar bien en pantalla, por lo que me tocó inventarme todo ese intervalo del que no tenemos constancia histórica.

Tomé la decisión de los aspectos bélicos serían más coherentes con el personaje real que una trama romántica inventada. Inventar tenía que inventar de todos modos, pero si me personaje era una especie de David contra Goliath, debía centrarme en las estratagemas que, con sus limitados recursos, inventaba para vencer al gigante. Y no puedo concretar más sin entrar en el espinoso terreno del espoiler.

 

 

FMH: ¿Cuánto tiempo llevas trabajando en este proyecto?

S.B: Pues empezamos a reunirnos para hablar del proyecto en agosto de 2015 y entregué la versión definitiva en mayo de 2017. Victori y yo acordamos que, como vivíamos lejos y reunirnos iba a ser complicado, empezaríamos pactando una sinopsis y luego yo redactaría en solitario la primera y segunda versiones del guión. Y a partir de ahí el proyecto pasaría a sus manos. Como de todos modos él iba a dirigirlo y, por tanto, tendría que lidiar con los cambios que implicase el proceso de preproducción, nos parecía más ágil centrar mi trabajo en diseñar y estructura la historia desde el principio, y dejar que él pilotase en solitario en la última fase.

 

FMH: ¿En qué punto se encuentra actualmente? ¿Qué es lo que necesita para poder desarrollarlo?

S.B: Hace un tiempo que no me dan noticias del proyecto, no te podría decir. Supongo que Faura o Victori podrán contestarte a esta pregunta mejor que yo.

 

FMH: ¿Cuál es el objetivo o qué buscas explorar con esta serie?

S.B: Por un lado, dar a conocer algunos de los hechos fascinantes que tuvieron lugar al final de la Guerra Civil Española. Por otro, mostrar la fascinante determinación de Serra i Pàmies de evitar la masacre de ciudadanos inocentes, aunque eso supusiera arriesgar su vida y su honor.

 

FMH: ¿Qué es lo que más destacarías del proyecto?

S.B: Es una visión épica de la Guerra Civil que se aleja de los tópicos y las posturas panfletarias y se centra en la aventura de un héroe anónimo que, en un mundo de corrupción, cobardía y miseria, arriesga su vida en una batalla que nadie se atreve a librar, y cuya única recompensa es la de saber que se ha hecho lo correcto.  

 

FMH: ¿Habías intentado moverlo antes de conocer Filmarket Hub? ¿Cómo te fue?

S.B: No es el caso. El proyecto me llegó por encargo.


 

CUESTIONARIO RÁPIDO

 

Este tipo de preguntas son tremendas. Me voy a limitar al cine español, para hacérmelo más fácil, pero aun así me cuesta mucho hacer listas.

 

3 guionistas favoritos

Rafael Azcona

Horacio Valcárcel

Nacho Vigalondo

Tres libros de guion favoritos

Cuéntalo bien

Imágenes narradas

Manual del guionista de comedias televisivas

Tres directores favoritos

Luís Berlanga

Alberto Rodríguez

Icíar Bollaín

Tres películas favoritas

La Vaquilla (Berlanga, 1985)

Los cronocrímenes (Vigalondo, 2007)

El crack (Garci, 1981)

 

Category: IndustriaTalent

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Article by: Alex Barraquer