Antonio Garrido y Mik J. López en Sitges Pitchbox 2016, tras la presentación de su proyecto Carne Débil

Entrevista Sitges Pitchbox: Antonio Garrido y Mik J. López, autores de Carne Débil

Carne Débil es un proyecto, original, divertido, sorprendente… No lo decimos sólo nosotros, lo dicen muchos de los que ya han tenido la oportunidad de leer el guión. Por eso estuvo en Sitges Pitchbox 2016. Y por eso ahora que ya ha pasado casi un año, queremos hablar con sus creadores, Antonio Garrido y Mik J. López, para que nos cuenten cómo escribieron una historia así y en qué punto se encuentran ahora mismo.

Contadnos, ¿por qué elegisteis esta profesión? ¿Dónde estudiasteis? ¿Dónde empezasteis vuestras carreras?

Mik J. López: Por mi parte, debo remontarme a la niñez. Cuando mi padre me enseñaba a leer entre viñetas de Tintín o Asterix, y mi madre me contaba la historia de Superman de los cómics que ella leía cuando era pequeña. Fui un niño obsesionado con los extraterrestres, los dinosaurios y los robots. Cada día de juego inventaba una historia nueva entre los G.I.Joe y Power Rangers, por poner un ejemplo. Por aquel entonces consumía mucha televisión, de la de tubo. Devoraba series de animación de los años 80 y 90 y gran cantidad de películas infantiles y familiares de aquellos años. Tenía a mis primos y mis vecinos asustados, porque les contaba historias que imaginaba sobre abducciones o brujas. Un día mi padre me grabó en un VHS Star Wars: Una Nueva Esperanza, empecé a verla de manera obsesiva y aquellos días supe que quería dedicarme a contar historias como aquella.

Tras años de estudio bajo un sistema educativo en el que no se trataba nada bien la enseñanza artística, conseguí escaparme y estudiar Bachillerato artístico. Aquello me abrió un mundo de posibilidades. Recuerdo que por aquel entonces quería dibujar cómics, pero me empezaron a llamar la atención materias como Imagen y Comunicación Audiovisual. Dudé tiempo, si Licenciarme en Bellas Artes o en Comunicación Audiovisual. Y al final la cámara ganó al pincel y me licencié en la Universidad Rey Juan Carlos, de Madrid.

Después de trabajar unos meses en RNE como redactor, y de lo poco que había tocado el cine (sobre todo a nivel práctico) en una licenciatura tan amplia, opté por hacer un primer Master en Dirección Cinematográfica en la Escuela TAI de Madrid. Allí tuve la suerte de ser alumno de Jonás Trueba o Jaime Chávarri, entre otros. Y después de aquello empecé a trabajar como auxiliar de dirección en la serie de DiagonalTV, Amar es para siempre. Después de unos meses, terminé allí mi beca y empecé a meterme en todos los rodajes que podía, sobre todo en calidad de ayudante de dirección. Me puse a escribir mis propios guiones, dirigir algunas piezas humildes e incluso a editar. Pasaron cuatro años haciendo cortos, videoclips, vídeo corporativo… y tenía la sensación de que necesitaba dar un paso más. Decidí probar suerte con un segundo Master de Dirección en la ESCAC de Barcelona y hace pocas semanas recibí mi título.

Antonio Garrido: Yo vengo del mundo de la ilustración -primero- y del de la publicidad -segundo-. En el primero nunca llegué a destacar demasiado, algunos trabajos esporádicos como freelance pero poco más. En el segundo sector sí estuve más implicado. Llegué a trabajar casi cinco años como planificador de medios para una importante multinacional. Sin embargo, estaba en la parte menos creativa, mucho mirar audiencias, mucho número y demasiado Excel… Al final me pudieron las ganas de intentar ganarme la vida con otra cosa que me llenara más. La respuesta era fácil, el cine y el cómic siempre han sido algo muy importante en mi vida. Al igual que la familia y los amigos, sin ellos no sería quien soy. Pensé en algo que uniera esos dos universos y lo encontré: el guión. Como no tenía formación académica especializada en ese ámbito, hice un Postgrado de Guión de Cine y TV en la UB en Barcelona y luego un Máster de Guión Audiovisual en la UNAV en Pamplona.

¿Cuáles son vuestros trabajos más importantes, hasta la fecha?

M.J.L: Sin duda, CARNE DÉBIL es con uno de los proyectos con los que he llegado más lejos. El poder pitchear en el Festival de Sitges, fue un premio que no me esperaba. También mencionar (aunque en calidad de producción) el videoclip This Night We Rise de la banda Silent Havoc, que fue videoclip del año en algunos medios dentro de la escena metal nacional.

A.G: Actualmente, estoy trabajando como guionista en la productora La Competencia. Estoy implicado en varios proyectos de series de TV. Además de CARNE DÉBIL, espero que alguno o varios de esos proyectos lleguen a producirse y se conviertan en los trabajos más importantes que haya escrito hasta la fecha. Por otro lado, estoy muy orgulloso de Noche de Locos. Un corto que he coescrito junto a su director, Dídac López, y que, ahora mismo, está en plena distribución. Espero que tengamos suerte y pronto puede visionarse en festivales.

Vamos a hablar de Carne Débil. ¿Cómo surge la historia? ¿De qué va?

M.J.L: Surge a partir de los gustos comunes de ambos por el terror, la comedia, el thriller y el gore. Queríamos contar una historia con pocos personajes, y que no se tomara demasiado en serio la violencia y el splatter.

A.G: CARNE DÉBIL surge de una idea muy primigenia de querer contar una historia de terror en la que los personajes femeninos tuvieran mucho peso. Pero, sobre todo, de las ganas de trabajar en un proyecto con Mik. Nada más conocerlo, supe que teníamos los mismos gustos y una manera de ver y analizar el cine bastante similar. Previamente, junto a otra compañera, habíamos intentado escribir un guión que nunca llegó a completarse y los dos nos quedamos con ganas de hacer algo juntos. Yo le conté a Mik una idea muy vaga que tenía en mente, a él le gustó y, enseguida, nos pusimos a ello. CARNE DÉBIL es una comedia de terror que narra la historia de Maddi, una mujer que, tras un accidente, es raptada por una familia de caníbales. Logra escapar pero, como la familia de psicópatas se queda con algo que le pertenece, decide regresar. Sería una forma de introducir la historia. Es difícil hablar del argumento de CARNE DÉBIL sin desvelar demasiado porque es un guión lleno de giros sorprendentes desde las primeras páginas.

Cartel - ilustración del proyecto Carne Débil

Antes de presentarlo en Sitges Pitchbox 2016, solicitasteis un análisis de guión de Carne Débil. El guión obtuvo una calificación excelente. Gran parte del éxito de ese guión es su estructura, contadnos cómo fue su proceso de escritura hasta llegar a la versión actual.

M.J.L: El proceso fue largo. Antonio y yo nos conocimos en Madrid, pero después de meses de escritura, Antonio tuvo que irse a trabajar a Pamplona. En ese momento empezamos a trabajar vía Skype y después de dos años de reescribir y darle vueltas, nos quedamos con la versión actual. No sé qué número de versión es, porque ya hemos perdido la cuenta.

A.G: Solicitamos un análisis, sobre todo, por el tono. Queríamos saber si habíamos conseguido que esa mezcla entre terror y comedia funcionara y si transmitía lo que, realmente, nos habíamos propuesto. Primero trabajamos la historia narrada cronológicamente y, tras varias versiones, decidimos jugar con la estructura para darle más fuerza al guión. Llevarlo un paso más allá. Lo cierto es que, aunque es un proceso complicado, es muy divertido. Básicamente, con la última versión impresa, fuimos separando páginas y creando capítulos. Luego, como si fuera un puzzle, fuimos recolocando y reescribiendo esos capítulos para que el espectador tuviera los elementos necesarios para ir cerrando la historia a medida que avanza la trama.

¿Por qué decidisteis hacerlo así?

M.J.L: Al principio escribimos la trama de manera lineal (aunque sabíamos que queríamos darle una narrativa diferente) y posteriormente decidimos estructurarla en capítulos, a partir de los diferentes puntos de vista de algunos personajes. De esta manera resultaba mucho más interesante, funcionaban mejor algunos plantings, gags y golpes de efecto.

A.G: Como ya hemos dicho, por elevar el guión a otra categoría y porque la historia nos lo pedía. Decidimos desestructurarlo todo, dividirlo por capítulos y jugar con el inicio y el final de cada uno de ellos dando información desde diferentes puntos de vista –un cruce entre las estructuras de Tarantino y los diferentes puntos de vista de Rashomon-. De este modo, logramos que el espectador no sea pasivo porque tiene que construir el puzzle que le proponemos. Además, una vez finalizada la última versión – reafirmo lo que dice Mik-, nos dimos cuenta de que los giros y las sorpresas funcionaban diez veces mejor que con una estructura clásica.

Tenéis bastantes actores y actrices confirmados para el proyecto. Es un elenco con algunas caras nuevas pero también actores españoles bastante reconocidos. ¿Alguno de ellos os ha dado su impresión sobre el guión de Carne Débil?

M.J.L: La verdad es que cuando arrancamos el proyecto, jamás pensamos que podríamos llegar a tener el apoyo de semejante elenco. A día de hoy, aún estamos sorprendidos con que compañeros como Gorka Otxoa, Enrique Villén, Javier Botet, Carmen Ruíz, Yolanda Ramos, Javier Collado o Melina Matthews -actriz referente para todo el fandom de Sitges por ser la presentadora del festival en los últimos años-, nos apoyaran de forma incondicional después de leer el guión. Que profesionales con tantos años de trabajo en esto nos dieran un feedback tan bueno, nos llena de orgullo y nos da fuerza para seguir adelante.

A.G: Totalmente de acuerdo con Mik, nunca pensamos que actrices y actores de ese nivel, nos apoyaran. Les estamos tremendamente agradecidos y, ojalá, nuestra forma de darles las gracias sea con la película llevándose a cabo. Tanto Mik como yo, contactamos directamente con algunos y otros fueron a través de sus representantes. Por mí parte, con quien más he podido hablar acerca del guión ha sido con Carmen Ruiz y con Gorka Otxoa. A los dos les encantó el proyecto, les pareció muy fresco, original y divertido teniendo en cuenta el cine de género que se produce actualmente. Mik ha tenido más contacto con Melina Matthews y Javier Collado y, aunque él no lo comente, sé que a ellos también les encantó el texto y sus personajes. Con el resto -Javier Botet, Enrique Villén, Arancha Martí, Yolanda Ramos y Antonio Bachiller- no hemos podido comentar el guión todo lo que nos gustaría pero, con algunos directamente y con otros a través de sus representantes, sabemos que están encantados con la historia y sus personajes. Como dice Mik, que profesionales de esta categoría te digan cosas como: original, divertido, atrevido, sorprendente… Te levanta la moral y te anima a seguir intentándolo.

¿Cuánto tiempo lleváis trabajando en este proyecto?

M.J.L: Como comentaba antes, la escritura duró en torno a unos dos años, mes arriba o abajo. Pero es verdad que desde esta última versión ya ha pasado más de un año. Por tanto, llevamos con ello en torno a tres años.

A.G: Sí, alrededor de tres años. Si no me equivoco, desde la primavera del 2015.

¿Qué es lo que más destacaríais del proyecto?

M.J.L: Sin duda, el reparto es uno de sus puntos más fuertes, pero también su estructura y, sobre todo, los personajes. En nuestra opinión y en la de los lectores que han tenido acceso al guión, es una comedia muy loca y muy divertida, donde nada es lo que parece.

A.G: Para mí, lo importante era crear algo muy, muy divertido y creo que, además de conseguirlo, hemos ido un paso más allá. Como fans del género, desde el principio, tuvimos claro que no sólo queríamos hacer homenajes porque, aunque hay muchos, también queríamos jugar con las reglas preestablecidas. Cogimos muchas de esas normas y códigos de subgéneros como el slasher, el home invasion y el survival y las subvertimos para intentar crear algo nuevo y fresco. Al principio, la historia estaba planteada como terror puro y duro pero, poco a poco, fue virando hacia la comedia como algo natural.

Cartelería del proyecto Carne Débil
Imágenes de la cartelería de Carne Débil

Después de pasar por Sitges Pitchbox 2016, ¿en qué punto se encuentra el proyecto? ¿Qué necesita para poder realizarlo?

M.J.L: La verdad es que CARNE DÉBIL no ha parado de pasar por las mesas de un buen puñado de productoras. Hemos recibido muy buenas palabras de algunas de ellas. Lo que necesitamos para poder llevarlo a cabo es que alguna de esas productoras confíe en la película y, sobre todo, en nosotros. Que alguien con nuestra misma mentalidad, ganas de arriesgarse a hacer algo diferente y controvertido se lance a la piscina.

A.G: Exactamente lo que dice Mik, alguien que apueste por un largometraje de estas características. Nos gustaría encontrar algún productor que se implique en el proyecto, tanto o más que nosotros, y nos ayude a buscar la financiación que necesitamos.

¿Qué es lo que os llevó a inscribirlo en Sitges Pitchbox?

M.J.L: En mi caso, fue por Antonio. Él ya conocía la plataforma y el Pitchbox, pues había sido finalista un par de años antes con su proyecto en solitario, Tráfico de un día. Me comentó la existencia de Filmarket Hub y me pareció una muy buena manera de dar a conocer el proyecto y sacarlo al mercado.

A.G: Como comenta Mik, yo estuve seleccionado en el primer Pitchbox con otro proyecto. La experiencia en el evento y con Filmarket Hub fue -y sigue siendo- muy buena. Al enterarme de que empezaba a hacerse el mismo tipo de evento junto al Festival de Cine de Sitges, le comenté a Mik y no lo dudamos. No hay mejor lugar que Sitges para pitchear este tipo de obras.

¿Qué tal fue la experiencia en Pitchbox? ¿Cómo os sentisteis? ¿Qué tal el networking posterior?

M.J.L: La verdad es que fue fantástico. Fue una muy buena experiencia que espero se repita más veces. Sobre todo, de cara a conocer a otras personas que están en la misma situación. Gente como nosotros que está luchando por sacar unos proyectos geniales adelante. En este país hay un montón de gente joven, con unas ideas tremendas y se hace muy complicado llevarlas a cabo. Poder compartir la situación de cada uno y apoyarse es genial. Además, el conocerse casi todos en un bar la jornada previa, siempre ayuda. Te sientes arropado.

De cara al networking, me pareció que estaba muy cuidado al detalle. Es cierto, que personalmente me hubiera gustado un poco más de implicación por parte de las productoras. Me refiero a que aunque no quieran comprar tu producto, sean ellos los que den un poco de feedback a los participantes de cara a cosas que mejorar, lo que les ha parecido interesante y lo que no. En definitiva, somos los creativos los que vamos a mostrarles algo que lleva años de trabajo y quitando un par de casos concretos de personas con ganas de compartir su visión y darnos algún consejo, solamente nos llevamos la frase “la mezcla del terror y la comedia, en España no funciona”. No estoy de acuerdo con esto último.

A.G: Fue fantástico. Muchos nervios, mucha implicación, muchas ganas de pitchear nuestro proyecto, muchas ganas de conocer a compañeros del sector, de hablar con los productores… A pesar de los nervios, creo que hicimos un pitch convincente. Nosotros tuvimos la suerte de contar con la presencia de Melina Matthews porque presentaba el evento. Un aliciente más que, aunque nos puso nerviosos, nos obligaba a hacerlo lo mejor posible.
Además de dar a conocer tu obra y tener la oportunidad de hablar con productores para obtener feedback e intentar buscar financiación, fue muy importante conocer a los compañeros de pitch y de menciones especiales. Junto con los que estáis detrás de la organización del evento, se creó un ambiente propicio a que todo saliera lo mejor posible.

El networking estuvo lleno de feedback y de reencontrarte con otros compañeros del sector. Pero estoy de acuerdo con Mik, nos dijeron varias veces esa frase de que el terror y la comedia no funcionan. Algo en lo que yo, obviamente, también estoy en total desacuerdo. Ejemplos como Álex de la Iglesia o la saga REC -no sólo la tercera tenía humor, las dos primeras tienen muchísimo- a nivel nacional son algunos ejemplos. A nivel internacional la lista es interminable.

Una vez pasado el evento, ¿os resultó útil? ¿Repetiríais?

M.J.L: Por supuesto. Conocimos a un montón de compañeras y compañeros, vimos viejas amistades e hicimos nuevas. Por mi parte, aprendí mucho de cómo funciona la venta de proyectos. Sin duda, no dudaremos en inscribir futuras obras las próximas ediciones. Ya se están gestando cosas.

A.G: Claro que sí. Poder presentar tu proyecto delante de productores de ese nivel es muy complicado. Es una gran oportunidad. En mi opinión, pitchear siempre es bueno y siempre, posteriormente, mejora tu obra.

¿Qué consejos darías a futuros participantes?

M.J.L: Que no se dejen amedrentar por los nervios. Hay muchísima gente en la sala e impone. Pero cuando haces el primer ensayo, ves que el resto de participantes también parecen flanes y se genera en seguida una complicidad entre todos.

Sobre todo, que aprendan mucho. Que hablen con toda la gente que puedan y disfruten de la experiencia.

A.G: Exactamente lo que ha dicho Mik. Sobre todo, disfrutar y aprovechar la experiencia. Añadiría no ir con la idea de que tu película va a salir vendida tras el pitch. Lo importante es hacerlo bien y sacar de ahí toda la información que se pueda para mejorar. Si se consigue interés, venta o futuros contactos para otros proyectos, bienvenido sea.


Cuestionario rápido

Queremos conoceros más, ¿nos podéis responder a este cuestionario?

M.J.L: Yo no, me niego. Jajaja.

A.G: El jodido cuestionario… Jajajaja.

¿Cuáles son vuestros 3 guionistas favoritos?

M.J.L: Me encanta Charlie Kaufman, Dan O’Bannon o Steven Moffat.

A.G: Por citar tres más o menos actuales y en activo: Vince Gilligan, Charlie Kaufman y Max Landis.

¿Cuáles son vuestros 3 libros de guión favoritos?

M.J.L: Voy a tirar de los clásicos. El Guion, de Mackee y el Manual del Guionista, de Syd Field. Nunca me leí un tercero.

A.G: Cuéntalo bien, de Ana Sanz Magallon, Save the cat!, De Blake Snyder y, aunque no es estrictamente de guión, El cine según Hitchcock, de François Truffaut. Hay más de guión ahí que en muchísimos otros libros especializados en la materia.

¿Cuáles son vuestros 3 directores favoritos?

M.J.L: Esta es más complicada. Siempre que me hacían esta pregunta, pensaba: Carpenter, pero luego pensaba en Cronenberg. Ahora mismo, te diría Denis Villeneuve o Mike Cahill.

A.G: Ufff… Pues voy a decir tres de los que he visto más veces sus películas: Quentin Tarantino, John Carpenter y Takeshi Kitano.

¿Cuáles son vuestras 3 películas favoritas?

M.J.L: Esta es la más complicada de todas. Siempre digo Blade Runner, para empezar. Army of Darkness después y termino con Aliens.

A.G: Joder… Esto no se hace… Jajajajaja. Pues a ver… Las que he visto más veces en mi vida: Regreso al futuro, Akira y Pulp Fiction.

Category: Talent

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Article by: Isabel Delgado