Entrevista Sitges Pitchbox: Daniel Romero y Asier Guerricaechebarría, autores de Las Hijas

Daniel y Asier son los guionistas de Las Hijas, proyecto que consiguió el 2º premio en Sitges Pitchbox 2016. Con el dinero del premio (4.000€), han rodado un teaser que esperan tener terminado antes de que llegue el otoño.

Hablamos con ellos para saber un poco más de su trayectoria profesional y que nos cuenten cómo ha evolucionado Las Hijas desde su presentación en Sitges.

Contadnos, ¿por qué elegisteis esta profesión? ¿Dónde estudiasteis? ¿Dónde empezasteis vuestras carreras?

DANIEL ROMERO: ¿Por qué elegí esta profesión? ¡Eso mismo me pregunto cada vez que no sale un proyecto! En mi caso, imagino que es debido a que una de las cosas que más me gusta hacer en esta vida es ver películas, así que creo que querer hacerlas es un paso lógico. El cine es una especie de enfermedad de la que me contagié siendo adolescente, y por suerte todavía no he encontrado una cura. Yo me formé en la universidad pública. Estudié Comunicación Audiovisual en la Carlos III de Madrid, de la cual guardo un gran recuerdo. Antes de hacer audiovisuales estudié otra carrera que no tenía nada que ver con el cine y que en realidad odiaba bastante, y como ya por entonces el cine me obsesionaba por completo, comencé a rodar cortos de terror y ciencia ficción en video junto a otros compañeros de facultad. Y así hasta hoy, por lo que podría decirse que el cortometraje es mi verdadera escuela. A nivel profesional, llevo trabajando desde hace años como ayudante de dirección en series de ficción.

ASIER GUERRICAECHEBARRÍA: Que yo recuerde el cine siempre ha estado presente en mi vida y desde bastante joven quise dedicarme a algo que tuviese algo que ver con el medio. Al principio mi idea era convertirme en director, pero para eso necesitaba guiones, así que me puse a escribir junto a un amigo. Pero tras un par de experiencias detrás de la cámara con cortos infames, me di cuenta de que dirigir no era lo mío. Afortunadamente eso me sirvió para empezar con la escritura y no he parado desde entonces. Quitando algún que otro libro sobre escritura de guiones, mi aprendizaje ha sido bastante autodidacta. Método ensayo-error manchando cientos de páginas que nunca verán la luz (por el bien de la humanidad, sobre todo). En el camino también me he encontrado con personas que me han enseñado unas cuantas cosas sobre esto de escribir guiones, como Elio Quiroga o Javier Echaniz. De hecho, este último se ha convertido en uno de mis más asiduos colaboradores. Lo primero que hice profesionalmente fue escribir un capítulo de la serie Un paso adelante.

Habladnos de los trabajos más importantes que habéis hecho hasta la fecha.

D.R: Pese a haber trabajado en televisión, considero que mis mayores logros los he cosechado en el mundo del cortometraje. No tanto por la trayectoria de los mismos, que ha sido bastante buena, sino porque pienso que es ahí donde me he forjado como cineasta. En el cortometraje he conocido a grandes compañeros de viaje, amigos y cómplices que espero me acompañen durante mucho tiempo. Quizá los trabajos de los que más orgulloso esté sean Cambio, No mires ahí y Juan con miedo, en ese orden. Aunque a la hora de la verdad los números y los galardones sirven de poco (lo que he aprendido durante este último año es que lo importante es tener un proyecto sólido, más allá del background de cada uno), he participado en más de 300 festivales internacionales, hemos sido candidatos a los Premios Goya, nos han nominado al premio Mèliès d’ Argent, y mis cortos han podido verse en festivales norteamericanos que preseleccionan a los Premios Oscar como el Seattle International Film Festival o Los Angeles Latino International Film Festival.

A.G: Este año se han rodado dos guiones que he coescrito: Errementari de Paul Urkijo y Cuando dejes de quererme de Igor Legarreta. Ambas se estrenarán en los próximos meses. Estos dos proyectos, junto a 70 binladens, un thriller que va a rodar Koldo Serra el año que viene, son mis trabajos más destacados hasta el momento.

Vamos a hablar de Las Hijas. ¿Cómo surge la historia? ¿De qué va?

A.G: Las Hijas surge principalmente de las ganas de trabajar en un proyecto con Dani. Después de que rechazase amablemente un par de cosas que le envié (tiene buen gusto), me propuso una historia que se le había ocurrido. Y así llegó a mis manos una sinopsis titulada Las Hijas que me entusiasmó desde el primer momento. Las hijas cuenta la historia de Ana, una chica de veinte años que es secuestrada una noche por un desconocido. Éste la lleva a una casa en el campo donde tiene retenidas a otras tres chicas. Para sorpresa de nuestra protagonista, esas chicas se comportan como si fuesen las hijas del hombre… y ese el destino que le espera a Ana si no consigue ponerle remedio. Esta sería una manera de introducir la historia que contamos, que está llena de otras sorpresas que es mejor no desvelar.

Póster del proyecto Las Hijas, 2º Premio en Sitges Pitchbox 2016D.R: Mi compañero ha descrito muy bien el argumento de la peli, así que nada más que añadir. Sobre cómo surge la historia… A finales de 2014, creo recordar, Asier me envió un guión para que le pasara unas notas. La historia me cautivó, conecté con el estilo de Asier desde la página uno, ¡me hubiese encantado dirigirla! Pero la peli ya tenía a alguien detrás. Unos meses después, Asier me envió un par de guiones más para los que sí buscaba director. Uno era muy parecido a un proyecto que yo estaba desarrollando por aquel entonces, y no conectaba demasiado con el tono del otro. Los dos proyectos eran buenos, y me sentía raro por rechazarlos… ¡para una vez que alguien me enviaba guiones! El caso es que quería trabajar con él, y tenía aparcada una historia a la que llevaba dándole vueltas desde hace tiempo, pero no sabía cómo sacarla adelante. Tenía una premisa muy potente, pero un desarrollo muy difuso. Se lo envié a Asier con la esperanza de que le gustara y quisiera escribirla conmigo, y así fue. ¡Gracias, Asier!

¿Cuánto tiempo lleváis trabajando en este proyecto?

A.G: Creo que llevamos poco más de dos años desde que empezamos a escribir el primer tratamiento. Lo que es moverlo hemos empezado hace relativamente poco, cuando acabamos la segunda versión del guión.

D.R: Entre la primera y la segunda versión de Las Hijas hemos escrito el tratamiento de otra película, y todo esto lo hemos tenido que compaginar con diversos trabajos.

¿Qué es lo que más destacaríais de Las Hijas?

D.R: El punto fuerte de la película es la mezcla entre cine de género y dramatismo, algo que me ha gustado explorar en mis cortometrajes, y que además es lo que más me interesa como espectador: usar el género para hablar de cosas que me inquietan y que son importantes para mi. Es una historia que se cuece a fuego lento, con una tensión creciente que no olvida en ningún momento el sentido del espectáculo, el suspense y la acción. Es un thriller de terror que está construido sobre una estructura muy férrea, y que gira en torno a set pieces muy potentes. Pero además pensamos que los cimientos de la peli son unos personajes complejos que poseen muchas aristas. También creo que la peli tiene un potencial visual increíble. En ese sentido es un caramelo.

A.G: A mí personalmente lo que más me gusta es el potencial visual que tiene la historia y saber el jugo que Dani le puede sacar. Nos gusta vender el proyecto (y esto es gracias al ejercicio que tuvimos que hacer para preparar el pitch de Sitges) como un cruce entre La habitación y No respires, una armónica mezcla entre dramatismo y espectáculo. Si esto nos sale bien, el resultado puede ser espectacular.

Frangmento del Storyboard de Las Hijas

Es una película con mucha presencia femenina, y ellas son las que llevan gran parte del peso de la historia. Pero el papel del padre influye mucho en sus relaciones y en su forma de actuar. ¿Cómo fue el proceso de creación de los personajes?

A.G: La propia naturaleza de la historia nos marcó mucho la tipología y edades de los personajes. Tenían que ser cuatro chicas de entre 20 y 32 años, ya que el hombre las secuestra cada cuatro años y esa es la edad que se llevan entre ellas. En ese aspecto fue fácil. Luego fuimos descubriendo a medida que avanzábamos en el desarrollo de la historia las características de cada una y como se relacionan entre ellas. En ese aspecto creo que fue un trabajo bastante intuitivo. De todas maneras, no soy muy bueno analizando mi propio método de trabajo. Tal vez Dani pueda arrojar más luz sobre este proceso.

D.R: En toda la película sólo hay un personaje masculino, y aunque es el motor de la historia, el argumento gira en torno a los cuatro personajes femeninos. Reconozco que a la hora de escribir, de un tiempo a esta parte, la mayoría de las historias que me salen están protagonizadas por mujeres. De alguna manera que no sé explicar, me parecen roles más interesantes. Ni a Asier ni a mi nos gusta que el tema sea algo explícito en nuestras películas, pero el guión tiene un poso feminista que no podemos obviar. Por otro lado, hemos cuidado muchísimo las relaciones entre los personajes, ya que el realismo es fundamental en esta historia. Lo que contamos es algo extraordinario, pero queríamos darle un tratamiento absolutamente realista. Los personajes ya estaban bastante bien definidos en el primer tratamiento. Ahí Asier hizo un grandísimo trabajo.

¿Tenéis alguna idea de quién os gustaría que protagonizase la película?

A.G: Algún nombre ha salido a colación, pero sin saber todavía qué tipo de producción se va a llevar a cabo, prefiero no pronunciarme sobre ello.

D.R: Qué diplomático es Asier… ¡suscribo sus palabras! Una de las cosas que más me atrae de este proyecto son las posibilidades brutales de tener un casting de actrices potentísimo. De hecho, diría que ese es uno de los puntos fuertes de la película.

Las Hijas obtuvo el 2º premio en Sitges Pitchbox 2016. Gracias a eso, habéis hecho un teaser, ¿no es así? ¿Qué nos podéis contar?

D.R: Sí, rodamos un teaser en marzo gracias a la ayuda a desarrollo obtenida en Sitges. En el momento en el que estábamos cuando ganamos el premio, la mejor inversión que podíamos hacer en el proyecto era en herramientas para captar la atención de productores, y como ya teníamos un dossier muy elaborado, decidimos que lo mejor era rodar un teaser de uso interno para poder mostrar el aspecto visual de la historia y contar el argumento de un plumazo. Y quizá usarlo en el futuro de cara a buscar inversores, una vez el proyecto ya estuviese en marcha. El resultado es una pieza sencilla, muy conceptual, que rodamos durante una única jornada.

Imágenes cedidas por Daniel y Asier del rodaje del teaser de Las Hijas

Estamos muy contentos con el resultado, pero todavía sigue en postproducción. Esperamos terminarlo antes de que finalice el verano para comenzar a moverlo. Desde aquí me gustaría dar las gracias a todo el equipo de la Fundació Sitges. Hemos recibido un trato estupendo por su parte, y nos lo han puesto muy fácil.

¿En qué punto se encuentra el proyecto actualmente? ¿Qué necesita para poder realizarlo?

A.G: Ahora mismo nos encontramos buscando una productora que lidere el proyecto y busque la financiación.

D.R: Sí, la película sigue en fase de búsqueda de una productora. Hasta el momento el feedback ha sido más que bueno, y hemos tenido reuniones muy interesantes. De hecho alguna pinta realmente bien, pero no queremos adelantar acontecimientos porque todavía no hay nada cerrado. Ni siquiera sé si es bueno hablar de una película antes de rodarse, pero creo que estamos siendo muy cautos y nunca hemos lanzado las campanas al vuelo antes de tiempo. Producir una película en España es muy complejo, y hay muchos proyectos para muy pocos recursos. No tenemos prisa en encontrar la productora que se enamore del proyecto y le apasione tanto como a nosotros: preferimos ser cabeza de ratón antes que cola de león. Por otro lado, pensábamos que nos iba a costar mucho que nos hiciesen caso, y no sé si es porque el proyecto resulta muy atractivo o porque lo estamos moviendo por los lugares adecuados (nunca a puerta fría, siendo muy conscientes de lo difícil que es esto, y siempre con los pies en la tierra), pero nos han abierto bastantes puertas.

¿Qué es lo que os llevó a inscribirlo en Sitges Pitchbox?

D.R: El marco del Pitchbox era inmejorable. El festival de Sitges es el mejor festival de cine fantástico del mundo, por lo que presentar por primera vez allí nuestro proyecto, un thriller de terror, era la mejor de las opciones.

A.G: El timing fue perfecto. Acabábamos de terminar la primera versión del guión cuando salió la convocatoria para el Pitchbox. Nos pareció una oportunidad perfecta para presentar a nuestras hijas en sociedad.

¿Qué tal fue la experiencia en Pitchbox? ¿Cómo os sentisteis? ¿Qué tal el networking posterior?

A.G: Fue una experiencia estupenda, sobre todo cuando hicimos nuestro pitch y nos pudimos relajar. Los momentos anteriores a hacerlo fueron de muchos nervios, pero habíamos preparado mucho el pitch y salió muy bien. Además nos vino bien ser de los primeros en salir porque el nivel de los participantes fue muy bueno, haberlo hecho más tarde es posible que nos hubiese creado más inseguridades. El networking fue muy enriquecedor. Bastantes productores se acercaron a decirnos que el proyecto les había parecido muy interesante. Sea como sea, que los guionistas y los productores se vean la cara siempre es bueno.

D.R: La experiencia fue fantástica. Íbamos muy nerviosos porque no habíamos pitcheado nunca la peli. En ensayo general fue un desastre, nos sobraron minutos porque lo hicimos a la velocidad del rayo (todos los ensayos habían sido por Skype, nunca habíamos hecho el pitch los dos juntos en persona). Cuando acabamos, Marc, uno de los organizadores del evento, nos dijo que estuviésemos tranquilos, que el proyecto era genial, pero nos recomendó que no hablásemos tan rápido… ¡no se nos había entendido nada! Pero por suerte, a la hora de la verdad, todo salió bien. El ambiente era muy bueno, y eso ayudó a que nos relajásemos. El networking fue interesante también. Íbamos sabiendo que era difícil que de allí saliese algo, pero un par de productoras nos pidieron el proyecto. La guinda al pastel llegó cuando el jurado internacional deliberó y nos concedió uno de los premios, ¡no nos lo esperábamos! En todo caso, la experiencia del pitch, más allá del premio a desarrollo que nos otorgaron, ha sido un excelente punto de partida para nuestra película. Que nuestro proyecto esté asociado desde el principio a la marca Sitges sólo nos puede traer cosas buenas.

Una vez pasado el evento, ¿os resultó útil? ¿Repetiríais?

A.G: Nos resultó muy útil, en primer lugar, porque ganamos uno de los premios y eso nos ha permitido costear el teaser. Ya sólo eso vale su peso en oro y estaremos agradecidos de por vida al Pitchbox. Por supuesto que repetiría. Propuestas como esta son muy necesarias y nunca se sabe a quién puedes conocer que te ayude a hacer tu proyecto realidad.

D.R: Yo también repetiría. Enfrentarte a un pitch, aunque sea una práctica que no se estila demasiado en la industria española, te obliga a enfrentarte a tu película. A perder el miedo a contarla, a ver cómo reacciona la gente ante la premisa y ver si suscita interés.

¿Qué consejos darías a futuros participantes?

A.G: Esto se lo dejo también a Dani, si en algo soy peor que analizando mi propio trabajo es dando consejos.

D.R: Mi consejo es que ensayen mucho el pitch, que lo lleven muy bien estructurado, pero que dejen lugar a la improvisación. Y también, que asistan al pitch sin muchas expectativas, que vayan a pasárselo bien. Sacar adelante una película es un proceso extremadamente difícil, todo lo que saquen de allí va a ser bueno, al margen de los premios.


Cuestionario rápido

Nombrad a vuestros 3 guionistas favoritos.

D.R: M. Night Shyamalan, el tándem Billy Wilder e I.A.L. Diamond y los hermanos Coen.

A.G: Billy Wilder, Richard Matheson y Rafael Azcona.

¿Cuáles son vuestros 3 libros de guión favoritos?

D.R: Cuéntalo bien, de Ana Sanz Magallón, Así se hacen las películas, de Sidney Lumet y Las aventuras de un guionista en Hollywood, de William Goldman.

A.G: Creo que no he leído tres libros sobre guión, al menos enteros. El que me parece más útil de los que conozco es Como convertir un buen guión en un guión excelente, de Linda Seger. Y ahora que leo las respuestas de Dani veo que también me leí el libro de Goldman, y de paso me he acordado de los libros de entrevistas a guionistas Backstory ¡Así que ya he completado mi trío!

¿Cuáles son vuestros 3 directores favoritos?

D.R: Uff… ¡qué difícil! Así, a lo loco: Steven Spielberg, Alfred Hitchcock y David Fincher.

A.G: Alfred Hitchcock, John Carpenter, Jacques Demy…

¿Cuáles son vuestras 3 películas favoritas?

D.R: No tenéis corazón. Diría que Alien, de Ridley Scott, Vértigo, de Alfred Hitchcock y El coleccionista, de William Wyler.

A.G: Esta pregunta es una canallada, pero ahí van tres de las películas que más veces he visto: Cantando bajo la lluvia, de Stanley Donen, El apartamento, de Billy Wilder y Las señoritas de Rochefort, de Jacques Demy.

Category: Talent

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Article by: Isabel Delgado