Manuel Aguilar, guionista de Lady Laura

Entrevistas 4th Pitchbox: Manuel Aguilar, guionista de Lady Laura

Manuel Aguilar no tiene muy claro si eligió su profesión o si fue más bien al revés. Muchos recuerdos de su infancia están vinculados de una u otra manera a algunas películas, bien porque las veía en el cine, bien porque las buscaba en videoclubs, e incluso porque se las inventaba en sus juegos.

Su proyecto, Lady Laura, es una apuesta arriesgada, que no dejará indiferente a nadie. Ese es uno de los motivos por los que ha recibido una mención especial en 4th Pitchbox.

¿Cuál fue tu primer contacto con el cine?

Mi primer contacto con algo parecido a hacer cine fue en el instituto. En las clases optativas de audiovisuales, me dieron mi primera oportunidad de dirigir un cortometraje. Mi profesor, Domingo Martínez, fue (por decirlo de alguna manera) mi primer productor y el que me dejó al mando de una clase de chicos/as de 15 años para rodar un corto y el gusanillo que sentí ahí nunca se fue.

A partir de entonces, mi formación fue a base de ver y ver películas y leer todo lo que caía en mis manos porque nunca tuve la oportunidad de estudiar en ninguna escuela de cine.

La gran oportunidad de aprender más fue cuando fui seleccionado para participar en un taller de dirección de cine con Pablo Berger y también en otro de guión cinematográfico con Fernando León de Aranoa, que supuso mi primera relación con profesionales del cine y exprimí esa experiencia al máximo.

Posteriormente he aprendido mucho junto al guionista Michel Gaztambide, pero eso os lo cuento más adelante, jeje.

¿Nos puedes hablar o enseñar algo de tu trabajo más destacado hasta la fecha?

¡Claro! En mis trabajos he sido guionista y director.

El primer cortometraje que hice y tuvo repercusión a nivel de festivales fue Hoy quiero confesar, una comedia de enredo, muy pequeñita, con muy pocos medios y la única pretensión de hacer reír, que me dio muchas alegrías porque estuvo en casi 60 secciones oficiales (nacionales e internacionales) y ganó 18 premios. ¡Un subidón!

Luego puse en marcha la productora Galipot Zinema, junto con otros compañeros/as con los mismos intereses por hacer cine, y realicé el cortometraje Mañana, una historia de amor bastante dura, que actualmente está recorriendo los festivales y que también está teniendo muy buena acogida con varios premios y selecciones nacionales e internacionales. De hecho, hemos recibido una nominación a mejor cortometraje del año en los Blogos de Oro 2017, premios que los medios de cine y series online dan a los mejores trabajos del año.

Actualmente estoy en la post-producción de Podéis ir en paz, mi siguiente cortometraje, una vuelta a la comedia de enredo en torno a la familia.

Háblanos de Lady Laura, tu proyecto. ¿De qué va?

Ups, pues es complicado de contar en pocas palabras. Pero os cuento:

Juan es un feeder, un hombre que siente atracción hacia las mujeres extremadamente obesas, que conoce a Laura, una chica gordita y tímida, a la que enamora y consigue, tras años de relación, que ella sea lo que siempre soñó tener: una mujer tan obesa que dependa de él las 24 horas del día.

Juan, a través de su web www.amofeeder.com, exhibe fotos y vídeos de Laura, durante todo su proceso de engorde, a espaldas de ella, convirtiéndola en una estrella mundial conocida como Lady Laura.

Juan contrata a un seguidor de su web, Rafa, como ayudante para grabar la que será su mayor obra: unos tutoriales sobre cómo mantiene, cuida y alimenta a Laura, para que los miles de fans que le siguen, puedan aprender todo lo que él sabe y hacer lo mismo con sus “proyectos”.

Todo comienza a hundirse cuando Laura tiene que decidir entre combatir una grave enfermedad, lo que conlleva adelgazar, pidiendo ayuda a Rafa, que está ciegamente enamorado de ella, o seguir siendo una estrella, en contra de su salud, en manos de Juan, que se niega en rotundo a que adelgace.

Un triángulo entre Juan, Laura y Rafa en el que el deseo, las mentiras y las manipulaciones harán que ninguno muestre sus verdaderas intenciones hasta el final.

Lady Laura es un proyecto muy diferente. ¿Cómo surge la historia? ¿Por qué decides escribir algo así?

Pues surge porque casualmente vi un documental en el que contaban este tipo de “parafilia” sexual y ponían como protagonistas a una pareja real. Me quedé impresionado por lo que contaban y desde entonces (hace más de 10 años) siempre tuve el “run run” en la cabeza de querer sacar una historia de eso. Y bueno… años después, aquí está Lady Laura.

Cartel Lady Laura
Es cierto que es una historia muy diferente y creo que eso es una de las grandes bazas que tiene: la originalidad en el planteamiento, aunque en el fondo, se tocan temas tan universales como el amor o la dependencia emocional y lo llevo a algo tan actual como son las redes sociales, el submundo que hay a través de internet o la dependencia que puede provocar la fama.

¿Conocías ya el mundo de los feeders? ¿Cómo fue el proceso de investigación?

No, realmente lo conocí a través de dicho documental. Ya os digo, me quedé muy impresionado y reconozco que me produjo mucha curiosidad saber más y claro… internet realmente es el lugar en el que puedes encontrar mucha información sobre estos temas.

Hay multitud de webs, redes sociales exclusivas para ellos, vídeos, canales en Youtube, contacté con alguno, etc. Pero bueno… tampoco cuento más, a ver si me van a empezar a mirar ahora de forma rarita todos, jeje. Pero sí, es la primera vez que reconozco haber hecho un verdadero trabajo de investigación para que las situaciones que aparecen en la historia sean lo más reales posibles y soy consciente de que el espectador flipará bastante al ver algunas de ellas.

Tu historia ha sido seleccionada en la 3º Edición de Damayuda Guiones y Michel Gaztambide ha sido tu tutor durante el proceso de escritura. ¿Cómo ha sido la experiencia? ¿Qué te ha aportado a ti? ¿Y al proyecto?

Pues tengo la suerte de que mi trayectoria actual está ligada a Michel. Ya hice con él un curso de guión cinematográfico avanzado hace unos años y de ahí salió el guión de mi primer cortometraje (Hoy quiero confesar) y cuando supe que estaba seleccionado en Damayuda Guiones y que además él iba a ser mi tutor fue una alegría porque es alguien a quien admiro muchísimo y me ha enseñado mucho.

La experiencia de vivir con él todo el proceso del largometraje ha sido como hacer un master personalizado. Me ha enseñado mucho sobre cómo estructurar, cómo ordenar mis ideas, cómo no engañarme a mí mismo a la hora de escribir y sacar de verdad la historia que tenía dentro y no querer contentarme a mí como guionista, a él como tutor ni a un posible espectador final con una trama para todos los gustos (porque Lady Laura es una película sin filtros y escandalizará a más de uno).

Y al proyecto, pues Michel ha aportado su experiencia, su solvencia, su brillantez en las ideas, su profesionalidad para saber decirme si íbamos por buen camino o si me estaba yendo del tono de la historia y sin contemplaciones hacerme repetir mucho trabajo hasta llegar a lo que los dos buscábamos para Lady Laura.

¿Cuánto tiempo llevas trabajando en Lady Laura?

Pues aproximadamente un año y medio o quizá algunos meses más. Es una historia que comencé a escribir meses antes de presentarlo a Damayuda Guiones y que aún sigo investigando y puliendo.

¿En qué punto se encuentra actualmente? ¿Qué es lo que necesita para poder desarrollarlo?

¡Productores! ¡Venid a mí! Básicamente eso, un productor que le interese hacer una película diferente, original y arriesgada, que es lo que han valorado de ella por ejemplo a la hora de seleccionarla en Damayuda Guiones.

Ya he tenido el interés de algún productor, pero a día de hoy sigo estando a la espera de esa oportunidad de hacer realidad mi película.

¿Qué es lo que más destacarías de tu proyecto?

Además de la originilidad de la historia y lo arriesgado de lo que cuenta, creo que también destacaría lo diferente del planteamiento en cuanto a personajes. El triángulo protagonista se sale completamente de esos protagonistas habituales en el cine, pero aun así, me gusta la idea de mantener lazos de conexión constantes con el espectador, es decir, aún con estos protagonistas tan “aparentemente” diferentes, muchos espectadores se podrán sentir identificados por el fondo de lo que les ocurre y sus motivaciones para actuar como actúan a lo largo de la trama.

¿Habías intentado moverlo antes de conocer Filmarket Hub? ¿Cómo te fue?

Realmente no. Sólo lo he movido a través de Filmarket Hub. Os conocí a través de internet y durante el pasado festival de San Sebastián, fui a la presentación que hicisteis, me gustó y decidí que era una buena oportunidad para dar a conocer mi proyecto en una plataforma con tantas posibilidades.

¿Qué es lo que te llevó a inscribirlo en 4th Pitchbox?

Creo mucho en mi historia y pienso que hace falta en nuestro cine que haya esa cuota de películas diferentes y arriesgadas. La oportunidad y la visibilidad que me podía dar el 4th Pitchbox era tremenda y he tenido la gran suerte de ser uno de los afortunados.


Cuestionario rápido

3 guionistas favoritos:

¿Sólo tres? Sin querer nombrar a Michel Gaztambide, por razones obvias, me quedaría con:

Rafael Azcona: Porque es el genio entre los genios de nuestro cine.

Woody Allen: Por sus diálogos y porque incluso en sus películas “menos destacadas” tiene secuencias brillantes en todas.

Y cada vez me gusta más Asghar Farhadi: porque me encanta cómo crea una historia con tantas consecuencias y un planteamiento tan aparentemente sencillo.

3 libros de guión favoritos:

No soy mucho de libros de guión. Aporto uno de guión y dos sobre cómo escribir y hacer cine que me encantan:

¡Salva al gato!, de Blake Snyder – un libro de guión sorprendente y divertido.

Gramática de la fantasía, de Gianni Rodari – un libro de un profesor italiano sobre cómo crear historias y fomentar la imaginación (una delicia).

Así se hacen las películas, de Sidney Lumet – un clásico y el mejor libro de cine sobre cine que he leído.

Pero lo que sí recomiendo es leer guiones y más guiones.

3 directores favoritos:

¡Esto se pone cada vez más complicado! ¡Qué difícil es decir sólo tres!

Alberto Rodriguez, Michael Haneke y Pedro Almodóvar.

3 películas favoritas:

¡Esto ya es imposible! Pero por decir tres títulos:

Cantanto bajo la lluvia – para mí, la mejor película de la historia.

Cinema Paradiso

El verdugo

Category: Talent

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Article by: Isabel Delgado