Entrevistas Pitchbox: Roger Delmont, guionista del proyecto Por una Nube

Roger Delmont lleva desde los 16 años trabajando en el mundo audiovisual. Hace dos años que presentó su proyecto Kintsukuroi en el 3rd Pitchbox de Filmarket Hub. Ahora, volvemos a hablar con él para que nos cuente cómo le ha ido durante este tiempo. Además, nos habla de Por una nube, el proyecto por el que ha recibido una mención especial en 5th Pitchbox.

Roger, te conocimos en el 3rd Pitchbox, donde presentaste Kintsukuroi. ¿Cómo ha evolucionado tu carrera desde entonces?

Pues sigo aquí y aprendiendo cada día. Aún estoy trabajando con Kintsukuroi, un proyecto que me sigue fascinando por sus grandes posibilidades y por su evidente vocación internacional. De hecho, después de otra revisión al guión (esto nunca termina) daré el paso a la traducción al inglés para poder moverlo en el extranjero, dado que el proyecto en sí pide a gritos una coproducción internacional.

¿En qué has estado trabajando este tiempo?

Actualmente compagino los trabajos de realizador (estuve realizando el programa APM? de TV3 y ahora mayormente publicidad) con el de la escritura como coguionista de la serie Com si fos ahir para TV3. Y, en paralelo, sigo con mis proyectos personales.

Háblanos del proyecto Por una nube. ¿Cómo surge la historia?

La historia de Por una nube (PUN de ahora en adelante) no surge en un día de inspiración azarosa, sino a través de un larguísimo proceso. Desde la idea original que brotó de una canción de Tom Waits (Martha) y a partir de ahí y tras darle muchas, muchísimas vueltas (hablo de años) un día las piezas comienzan a juntarse en mi cabeza. Y el hecho de comenzar la escritura arranca por una necesidad de introspección y de búsqueda personal. Entonces me puse a escribir sin parar, las ideas fueron encajando a la perfección y, al terminar, no sólo sentí que había escrito una interesante historia, sino que la mismísima historia me había terminado de escribir a mí mismo. Catarsis. Di el manuscrito a compañeros del sector y a amigos para que lo leyeran y la cosa funcionaba, pero no sólo eso, la gente se emocionaba tanto con el guión como me emociona a mí mismo.

Cartel del proyecto Por una Nube

¿De qué va?

En líneas generales habla del proceso creativo del artista. De la búsqueda de la verdad que reside dentro de uno mismo. Pero hablando en plata va de los desastrosos devenires amorosos de un reconocido director de cine en contraposición con la madurez que refleja su obra. En paralelo a la vida de este director, atestiguamos lo que sucede en su nuevo guión, una hermosa historia de amor que se arraiga en un hecho real sucedido después de la guerra contra el nazismo en Barcelona.

¿Cuánto tiempo llevas trabajando en este proyecto?

Como decía antes, ha sido un proceso larguísimo. Desde que surge la noción de la idea hasta que escribí la palabra “FIN” en el Finaldraft, ha pasado más de una década. Creo profundamente que todo autor se esconde tras su obra, porque al fin y al cabo escribir, pintar, componer es una búsqueda, y lo primero que tenemos que encontrar es nuestra verdad y no todos la llevamos a la vista, a menudo hay que escarbar un poquito, o mucho (hay quien nunca la encuentra) y a mí me tomó más tiempo.

Es un proyecto muy personal, entonces. ¿Lo dirigirías tú mismo?

Efectivamente es un proyecto muy personal. Por otros guiones estaría abierto a todo, pero PUN forma más parte de mí que todas las demás historias. De los guiones que tengo en cartera es el que mejor muestra mi universo y quiero que esta peli sea mi carta de presentación como director.

Recientemente nos contaste que ha recibido el tercer premio en el Cannes Screenplay Contest, en la categoría de drama. Además, fue seleccionado como uno de los 100 guiones más interesantes de 2015 por la Capital Fund Competition de Hollywood. Son reconocimientos importantes. ¿Han servido para impulsar el desarrollo del proyecto?

La certeza de que PUN es genuina me llevó a invertir recursos en la traducción al inglés. El Capital Fund, a parte del prestigio obvio, también es un escaparate para el mundo. Pero eso no asegura que los productores vengan en tropel a leer el guión. Lo que aprendí en el Capital es la tremenda importancia de la premisa (de qué va la peli). Para mi describir de qué va PUN en una línea me resulta soberanamente difícil a la par que tramposa. Porque PUN no va sólo sobre un reconocido director de cine que se esconde tras su obra para no afrontar su desastrosa realidad. No es sólo eso. Es muy complicado atrapar con una frase cuando tu historia es de cine de costumbres. Tal vez si tu peli trata sobre un hombre que poco a poco se va transformando en un caramelo Tofe y la peli se llama la Metamortofe, entonces la cosa suene más original. Pero la trama de las pelis de Woody Allen, Noah Baumach o Ken Loach y otros genios del cine de autor, no resultan tramas/loglines espectaculares que hacen que se te vaya la imaginación cuando las lees. Y con PUN (A CLOUD el título inglés), no di con un breve resumen que fuera suficientemente gancho; y ese pequeñísimo resumen es, mayormente, la primera puerta para la lectura del productor. Ahora me han dado el premio en el Cannes Screenplay Contest y resulta otra palmadita de prestigio en la espalda, pero aún no ha sucedido nada que de alas al proyecto. De momento me lo he tomado como un “Vamos, chico, no te rindas. Vas por el buen camino”.

¿En qué punto se encuentra actualmente? ¿Qué es lo que necesita para poder desarrollarlo?

PUN necesita productor. C’est ça! Con el tiempo he comprendido que un proyecto no sólo precisa de productor, sino que cada película necesita el suyo propio. Me explico. No basta con la figura del productor porque no sirve cualquiera. Todo proyecto necesita de alguien que crea en la historia. No sólo que le vea el potencial económico, también tiene que comulgar con el mensaje, con su verdad. Creo que esto sucede mayoritariamente con un tipo de cine más personal. Un productor puede invertir su tiempo y esfuerzos en una peli que no le gusta, mientras crea que puede ser rentable. Con historias de género (thriller, terror, comedia) se puede producir de esta forma desapegada. Pero con el cine de autor es más complicado. Es como yo lo veo. Yo no tengo un círculo de confianza de productores que quieran hacer dramas, conozco a productores de cine de género (ojalá esta fuera una de terror zombi pero no es el caso). Y por lo que he ido viendo, las pocas productoras que se envalentonan a producir dentro del género del drama, tienen ya su círculo de autores y, el mero hecho de conseguir que te reciban y que te lean, es ya una auténtica proeza.

Frames del proyecto Por una Nube

Tienes la carta de compromiso del actor Miquel Fernández para el papel de Fred, el director de cine protagonista de Por una nube. ¿Tienes en mente más actores o actrices para el resto de papeles?

Sí, tengo la carta de compromiso de Miquel. El personaje de Fred debe ser un tío con mucho sex appeal (aunque no lo pretenda) y su mirada debe ser muy expresiva. Y Miquel es un grandísimo actor que viene como anillo al dedo al proyecto. No obstante, siempre que adjunto el nombre de un actor tiende a ser para mí como un apunte para que el productor o la cadena comprenda por donde quiero ir. No me gusta imponer nada en este sentido. Pero está claro que me encantaría trabajar con Miquel; ¡a quien no! Para el papel del viejo Martín, mientras escribía tenía en mente al estimado actor Carlos Álvarez-Novoa, pero tristemente falleció hace unos años. Así que ahora no tengo a nadie más como referente para el personaje. Para el papel de la chica argentina no tengo a nadie en la cabeza. Como tampoco para la chica y el chico joven (de esta franja de edad hay tantos actores y actrices hoy en día que no me quita el sueño). Pero también hay secundarios muy importantes en la vida del protagonista (una montadora de cine muy particular, por ejemplo. Para este papel había pensado en Najwa Nimri. Para la productora de cine había pensado en Emma Suárez o bien en Aitana Sánchez-Gijón). Dado que gran parte de la historia habla sobre el mundo del cine, me gustaba la idea de tratar de hacer cameos para que ese aspecto del film tuviera más credibilidad y gancho.

¿Qué es lo que más destacarías de tu proyecto?

Lo que más destacaría es que tiene sentimiento y un mensaje muy claro. Es un relato universal sobre la búsqueda de la verdad y puede llegar a todo el mundo de diferentes formas. La historia está contada no sólo desde el drama, porque también tiene comedia, fantasía y hasta tragedia. Como la vida, oscila entre muchos tonos y, como la vida, hay historias dentro de la historia y asimismo dentro de estas otras historias. Estamos rodeados de eso al fin y al cabo… Historias. Sólo tenemos que percatarnos de ellas y permitirnos dejarnos llevar. La peli va de eso.

¿Te gusta el juego entre la realidad y la ficción o los sueños? Lo vemos tanto en Por una nube como en Kintsukuroi. ¿Es algo recurrente en tus historias o es casualidad que ocurra en estos dos proyectos?

No creo que sea casualidad. Siempre me ha llamado mucho la atención la arraigada necesidad del individuo por las historias. En PUN se habla directamente de esto y en Kintsukuroi también a través de los sueños. Aunque Kintsukuroi habla más de la necesidad de perseguir lo que uno desea. Al fin y al cabo, los sueños son metáforas inconscientes que dirige parte de nuestro cerebro, quizás para hacernos discernir, para alcanzar un determinado aprendizaje, en un afán de creatividad inconsciente, o por una simple regulación fisiológica. Pero es un hecho que el ser humano tiene arraigado en su naturaleza la necesidad de narración (sea de la forma que sea).

¿Habías intentado moverlo antes de conocer Filmarket Hub? ¿Cómo te fue?

Con PUN llamé a puerta fría de varias productoras. También estuve en conversaciones con un par de ellas, pero no tiró adelante. Por eso comencé a inscribir la versión inglesa del guión a festivales de guión internacionales. Mi línea de pensamiento era que a base de laureles habría un día que llamaría más la atención y más productores se animarían a leer y con la lectura vendría la emoción y con la emoción sonaría tarde o temprano el teléfono.

¿Qué es lo que te llevó a inscribirlo en 5th Pitchbox?

El laurel del premio en Cannes fue el instigador para que presentara el proyecto al 5th Pitchbox. No soy muy místico yo, pero sí creo que a veces la vida te da toquecitos para que no nos alelemos y tiremos millas. “¡Sigue por ahí, chico!”.


Cuestionario rápido

Tres guionistas favoritos:

Billy Wilder, Richard Linklater, Juan José Campanela.

Tres libros de guión favoritos:

El Guión de Rober McKee, Salva al gato de Blake Snyder, The art of dramatic writing de Lajos Egri.

Tres directores favoritos:

Paul Thomas Anderson, Woody Allen, Steven Spielberg.

Tres películas favoritas:

Eternal Sunshine for the spotless mind (Michel Gondry), Close encounters of the third kind (Steven Spielberg), Annie Hall (Woody Allen).

Category: Filmarket HubTalent

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Article by: Isabel Delgado