Gracias a los incentivos fiscales, series como Juego de Tronos, vienen a rodar a España

España, un país de película

Los estadounidenses han probado que la industria cinematográfica y el turismo van cogidos de la mano: Hollywood-Orlando, Disney y Universal Orlando replican por ejemplo los blockbusters hollywoodienses a la par que Barack Obama facilita los visados a los ciudadanos brasileños, chinos e hindúes para que se gasten dinero en los parques de atracciones en Florida.

En Estados Unidos se entiende el cine como una transacción comercial. 39 de los 50 estados que componen el país se pelean por ofrecer incentivos para rodajes. Estos se plasman en forma de crédito fiscal, reembolso en efectivo, el impuesto de la vivienda, etc… Gracias a estas competencias estatales (el equivalente a las comunidades autónomas en España), Estados Unidos cuenta con producciones runaway. Es decir, aquellas que buscan sin tapujos los mejores incentivos fiscales para rodar su película. Hollywood ya no es la Meca del Cine.

Las producciones runaway buscan lugares que combinen facilidades fiscales y geográficas. En Estados Unidos se desea más a España por razones comerciales que no por ser un destino turístico.

¿Por qué España?

En Europa, la región que más rodajes acoge es Reino Unido gracias a sus incentivos fiscales. Sin embargo, el handicap inglés es la saturación causada por la oferta fiscal. El deseo de los productores internacionales consiste en rodar en España porque es un país con paisajes muy diversos a poca distancia unos de otros para que así el negocio sea más rentable.

HBO, a traves de la firma de abogados Baker&MacKenzie insistió en que se acelerara la nueva ley de incentivos fiscales aprobada por el Gobierno. Las razones de la cadena estadounidense eran básicamente geográficas y arquitectónicas. Parte de la temporada 5 de Juegos de Tronos fue rodada en España. Lo que se anuncia ahora es que la mayor parte de la temporada 6 será rodada en nuestro país, principalmente en Girona y Peñíscola.

Los incentivos fiscales por rodar en España hace que muchas series, como Juego de Tronos, vengan a Rodar a nuestro país
Rodaje de Juego de Tronos en España.

Croacia, otro escenario de la saga televisiva, duplicó las dimensiones de su industria audiovisual tras el paso de Juego de Tronos e implantar un sistema de incentivos fiscales atractivo.

Competencia Global

Si bien es verdad que los factores geográficos y arquitectónicos aceleran decisiones de este tipo, hemos de recordar que los incentivos fiscales es una competencia global y a veces nacional. Las deducciones fiscales actuales son las siguientes:

  • España: Deduce 15% a partir del 1er. millón

  • Francia: del 20 al 40%

  • Reino Unido: 25% al 40%

  • Islas Canarias: 35%

  • Navarra: 35%*

*(sin exigencia de gasto mínimo. La producción, además, puede tener el 100% de su inversión recuperada)

Para aplicar el 15% de deducción en España, la producción tiene que dejarse al menos 1 millón de euros en las arcas públicas y dicha deducción no puede superar los 2’5 millones de euros, 4’5 millones en el caso de las islas Canarias. El importe de la deducción y ayudas tampoco puede superar el 50% de la producción.

En el caso de que la producción sea una coproducción con España, la productora española no puede beneficiarse de la deducción del 15% teniendo que acudir así a los incentivos fiscales propios de una producción nacional.

¿Por qué Canarias?

Con la deducción del 15% frente a los demás países europeos y comunidades autónomas, está claro que los incentivos fiscales en nuestro país podrían convertirse aún más atractivos y, por tanto, estar a la altura de su potencial geográfico, arquitectónico y del interés internacional que existe.

El 22 de septiembre, se dará por terminada la producción de la 5ª entrega de la saga Bourne en las islas Canarias. El gasto diario de esta película ronda los 350.000 euros, que al cabo de los 40 días de rodaje podrían alcanzar los 14 millones.

Rodaje de la película Palmeras en la Nieve, en Canarias
Rodaje de Palmeras en la Nieve en Canarias.

Otro ejemplo reciente es Exodus de Ridley Scott, rodada el 80% en España. El director estadounidense pudo acogerse a un 38% de rebaja fiscal.

Una de cal y otra de Arena

José Luis Escobar, director de producción de Agora, no hace mucho se quejaba de la falta de seguridad jurídica en España como un inconveniente a la hora de atraer inversiones estadounidenses. Sin embargo, esta queja se zanjará a partir de 2016.

Según los Presupuestos Generales del Estado para 2016, la partida de Cultura se incrementará un 7,2% en comparación al ejercicio de 2015, siendo el Cine uno de los sectores más beneficiados por esta decisión.

Debido a este nuevo recurso destinado al Fondo de Protección Cinematográfica que será puesto en marcha a partir de 2016, se producirá un sustancial cambio de modelo. En enero de 2016 entra en vigor la nueva Ley del Cine, que aportará ayudas anticipadas a las producciones, en lugar de lo que se ejerce hasta ahora: a posteriori y a expensas de la taquilla. Ambos modelos de financiación-amortización seguirán coexistiendo hasta 2018, período hasta el cual las películas rodadas en 2014 pueden ser amortiguadas por la actual ley.

Año tras año, el turismo español bate récords por las mismas razones que se viene a rodar en España. No parece ser tan difícil de percibir que el turismo cinematográfico puede ser una fuente de ingresos para ambas partidas económicas. Recordemos el ejemplo California-Flórida.

Juba Childs

Category: Industria

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Article by: Filmarket Hub