FilmLab - El thriller como genero

Los diferentes géneros del cine: El Thriller Las bases para escribir un buen thriller

El thriller es uno de los géneros más atrayentes en la industria del cine. A veces es difícil catalogarlo por sus numerosas variantes pero en FilmLab te damos las claves del éxito.

El primer paso antes de pasar al papel esa idea que has tenido, es catalogarla en un género determinado. Este ejercicio es fundamental para ahorrarte muchos quebraderos de cabeza durante la escritura. Una vez hayas catalogado tu historia ya puedes empezar a crear las bases del género dentro de tu guion.

Aquí van algunas herramientas básicas:

1. El interrogante principal debe centrarse en un misterio que debe ser resuelto (robo, secuestro, desaparición, asesinato etc.).

2. El/La protagonista se enfrentará a su muerte o a la de otros personajes importantes en su círculo más cercano.

3. La fuerza antagónica debe ser, al inicio, más poderosa o inteligente que el protagonista.

4. Un elemento del personaje principal debe estar en juego (su mundo, su inocencia acerca de un tema en particular, una forma de vida).

5. La acción debe ser creíble y realista en la historia.

En este punto es donde pueden converger varios géneros a la vez. Si la trama o personajes tienen cualidades por encima o fuera de la realidad, las variantes son el TERROR o CIENCIA FICCIÓN.

6. El tema principal suele ser la justicia y el uso de la violencia para resolver conflictos entre personajes. La moralidad de los actos es fundamental y las consecuencias de las elecciones que realicen los personajes durante sus arcos de transformación.

7. La construcción narrativa suele ser desde el punto de vista del personaje protagonista. En ocasiones hay historias que se cuentan desde diferentes ángulos de personajes, algo que enriquece el montaje y la información aportando unos clímax interesantes y giros de trama inesperados.

Las preguntas fundamentales que debe hacerse el espectador es: ¿Qué o quien hizo eso? ¿Sobrevivirá el protagonista al evento? ¿Atraparán al culpable y será juzgado?

Dentro del thriller hay variantes dependiendo de los temas a tratar. Pongamos algunos ejemplos para analizar.

Thriller de relaciones: La tensión se centra sobre el protagonista y su punto de vista. La traición es un tema recurrente. Hay poco número de víctimas. Los protagonistas son personas corrientes a las que les ocurren cosas infrecuentes.

FilmLab - El Thriller en el cine
Dial M for Murder (1954)

Tony Wendice  quiere dar muerte a su esposa Margot porque le es infiel, pero lo que más le interesa es  su fortuna. Chantajea a un antiguo compañero de la universidad para que entre en la casa en su ausencia y estrangule a Margot cuando ésta reciba una llamada telefónica.

Thriller de conspiración: El protagonista suele tener una gran intuición y habilidades para destapar la conspiración. El antagonista no suele revelarse hasta casi el clímax final. Suele haber confusión en destacar al antagonista o desviar la atención del espectador sobre otros personajes. Las víctimas son numerosas.

FilmLab - El thriller
Plan oculto (2006)

Duelo entre un duro policía  y un inteligente atracador durante un tenso secuestro con rehenes en un banco de Manhattan. De repente, aparece una tercera persona que ha sido contratada por el influyente propietario del banco. Se trata de Madaline, una poderosa bróker que tiene una agenda secreta.

Thriller de acción:  El protagonista es víctima del antagonista. Dominan las secuencias de acción con ritmo rápido en ocasiones. Las víctimas pueden ser numerosas. El protagonista tiene las habilidades necesarias para resolver el conflicto y salir vencedor.

FilmLab - El Thriller
La jungla de cristal 3: la venganza (1995)

Un hombre que se hace llamar Simon  informa a la policía de que es el responsable un atentado en un centro comercial, y amenaza con más explosiones si el teniente John McClane no participa en un juego llamado “Simon dice”, en el cual el terrorista decide ciertas misiones o acertijos que McClane debe resolver en un tiempo determinado.

Basta decir que hay thrillers que a veces se saltan las normas y crean su propio género (es curioso el caso del film de David Fincher SEVEN, donde rompe los esquemas haciendo un guion brillante a todos los niveles).

Con casos puntuales como este no debes obsesionarte con hacer lo imposible. Escribe dentro de tus posibilidades sin querer enrevesar demasiado la historia, luego una vez acabado el proyecto, siempre te quedará el recurso de catalogarlo mediante las referencias visuales. Fermín Pina lo cuenta en su artículo de referencias de guion.

Último consejo: no dejes de ver películas referentes al género de tu historia.

 

Category: Herramientas

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *