Personajes secundarios con protagonismo Fortalece tu serie desmontando estereotipos

A la hora de escribir un guion, es vital crear unos personajes característicos que se diferencien entre unos y otros. Esto es especialmente importante cuando escribes una serie ya que, en total, dispones de más tiempo en pantalla que cuando escribes un largometraje. Si tus personajes son planos, no tienen voz o son poco interesantes caerán por su propio peso. Muchas veces uno se obsesiona tanto con desarrollar a su protagonista que olvida que los personajes secundarios son igual de importantes. A la hora de la verdad, son los personajes secundarios los que alimentan a los protagonistas y a la trama. A lo largo de una temporada de una serie, puede suceder absolutamente de todo y quien era secundario puede pasar a ser protagonista o incluso a tener su propia serie. No olvidemos el spin-off Better Call Saul. El papel del abogado en Breaking Bad tuvo tanto éxito que se creó una serie exclusiva para este personaje que, por cierto, también triunfó bastante. Conclusión: crea personajes secundarios que merezcan protagonismo.

Hay algo bastante común e interesante en muchos de los grandes personajes secundarios de las series más conocidas, el uso de estereotipos. Sí, lo sabemos, no nos gustan los estereotipos. Por eso he dicho “uso” de estereotipos y no “personajes estereotipados”, que es muy diferente. Los estereotipos existen y cuando mejor benefician a un guionista es cuando los utiliza como base para luego desmontarlos completamente. Es una forma de presentar a los personajes pero no definen lo que son.

Todo gran personaje parte de un estereotipo arraigado en nuestra sociedad y es responsabilidad del guionista darle la vuelta para crear un personaje original. Si el guionista fracasa en su misión solo quedará un personaje estereotipado y nada gusta menos que los estereotipos. A continuación, presentamos algunos de los personajes secundarios de las series más reconocidas que se ganaron el protagonismo partiendo del estereotipo y transformándolo.  

RENATA KLEIN (BIG LITTLE LIES)

Es simplemente maravilloso ver cómo los guionistas juegan con el papel de Renata Klein en Big Little Lies. Ella es una mujer ambiciosa y poderosa cuya mayor aspiración en la vida es ser rica. Renata Klein es presentada como una mujer frívola, una terrible esposa y una madre que abandona a su hija para ir a trabajar. Es más, es la “villana” de la serie. Aquí se parte de un estereotipo claro y anticuado que, desafortunadamente, también se mantiene hoy en día: una mujer que tiene poder es una mujer fría, solitaria y poco cariñosa. Además, una mujer cuya prioridad es su carrera es una mujer que abandona a sus hijos.

Pero lo mejor de este personaje es que no pide perdón por ello. Los guionistas parten del estereotipo pero van más allá. De cara a la galería, ella aparenta eso pero es mucho más. Es un personaje con el que muchas mujeres se pueden identificar. Toda su vida ha estado trabajando duro para poder proporcionarle a su hija Amabella una vida de lujos que ella no pudo tener. Cualquiera se puede identificar con ese sentimiento. Es una mujer a la que le importa poco que el resto de mujeres la juzguen porque no tiene un sentido de “lo que se supone que una madre debe hacer”. En resumen, es una mujer que cuida a su hija y vive su vida según sus reglas. Durante el transcurso de la serie, los guionistas se encargan de hacérnoslo ver y, por eso, adoramos a Renata.

NATE JACOBS (EUPHORIA)

Hablando de villanos, Nate Jacobs. Él es el típico machito deportista de instituto de clase alta que farda de las chicas con las que liga y que, además, es violento. Pero el mismo Jacob Elordi dijo a The Hollywood Reporter “nunca representaría a otro deportista de instituto en pantalla si no hubiera más” y es que hay mucho más.

En el episodio dos de la serie, se revela que parte de su comportamiento proviene de la oscura relación que mantiene con su padre. Nate es consciente de las relaciones sexuales que su padre mantiene con chicos, chicas y transexuales menores de edad las cuales el padre graba para su entretenimiento. Sin embargo, su padre ejerce la figura de padre modelo y Nate no habla del tema con él. Lo cual hace que Nate esté confundido con su sexualidad. Es más, se lo confiesa a su novia Maddy a la que quiere con locura y que con locura intenta ahorcar en una discusión. Es un sociópata, posesivo, obsesivo que intenta aparentar que es fuerte cuando en realidad es débil. Es un personaje que está tan confundido sobre sí mismo que confunde (positivamente) hasta al espectador.

Nate Jacobs te puede gustar más o menos pero lo que no se puede negar es que es un personaje complejo. Es un villano que se presenta de una forma concreta pero que en el fondo es mil cosas más que no se ven en la superficie. Y así es como se crea un antagonista original y con diferentes capas.

MAEVE (WESTWORLD)

En el parque de atracciones de Westworld, Maeve es una robot prostituta cuya función principal es proporcionarles entretenimiento sexual a los huéspedes con su toque de exotismo. Aquí estaríamos hablando del uso del estereotipo de género y de raza como base. En general, en el parque de Westworld, los robots suelen ser estereotipos ya que simula que sus creadores, los humanos, los forman a partir de estos. Lo cual también es una crítica potente a nuestra sociedad.

John Ford, cineasta reconocido por sus películas del oeste, sirvió como inspiración para crear el mundo de Westworld. De ahí que el personaje creador del parque se llame Dr.Ford. Sin embargo, Jonathan Nolan y Lisa Joy le dan la vuelta a las películas de Ford. Transforman el concepto del hombre blanco como héroe y tratan el tema de la libertad. Maeve es el primer robot en darse cuenta de que los humanos controlan su vida o su historia. Y lejos de conformarse con el papel que le dan, lucha por tener su propia narrativa, lucha por su libertad. Al contrario del estereotipo instaurado en la cultura Americana, no es el hombre blanco quien libera a los Afroamericanos sino el Afroamericano quien lucha por ella. Maeve pasa a ser un personaje completamente secundario a protagonista fuera y dentro de la serie convirtiéndose en uno de los personajes favoritos.

ROMAN ROY (SUCCESSION)

Succession es una de las mejores series de comedia dramática de los últimos años. La familia Roy probablemente se haya convertido en una de las familias más odiadas en el mundo de la ficción y todo gracias a sus personajes. El pequeño de los hijos, Roman Roy, es presentado como un infantil y clasista niño rico al que nadie toma en serio en el mundo de los negocios.

Roman es incapaz de tener relaciones íntimas con nadie a quien ama debido a traumas de su infancia. La serie deja entrever que Roman de pequeño sufrió agresiones por parte de su padre. De ahí que también salga la extraña relación con Gerri que es mucho más mayor que el personaje. A pesar de saber cómo es su padre, sigue intentando impresionarlo. En definitiva, es un personaje que pese a parecer el más simple y transparente de todos tiene un lado oscuro que lo hace mucho más interesante.

A la hora de desmontar un estereotipo también hay que tener en cuenta el género con el que se trata. Al tratarse de una dramedia, el estereotipo precisamente se utiliza para reírse de él y, para lograr ese efecto, muchas veces se exagera. Por eso, Roman Roy es quizás uno de los personajes más políticamente incorrectos de Succession. Poco a poco averiguamos el saco de traumas que arrastra Roman causados, irónicamente, por ser un niño rico.

Category: Herramientas

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Article by: Filmarket Hub