Poster Cine Terror

Posters de cine: terror Un recorrido en el tiempo para conocer las tendencias del género.

En el transcurso de la historia cinematográfica ha existido una búsqueda continua por encontrar la mejor forma de comunicar en el póster tanto el género como la esencia de la historia. Saul Bass, Drew Struzan o Neil Kellerhouse son algunos de los grandes diseñadores que han diseñado carteles para personalidades como Alfred Hitchcock, Steven Spielberg o David Fincher. Para conseguirlo se han utilizado distintos recursos a través de la imagen, la tipografía o el color. Como sabemos, la función principal de un póster bien diseñado es la de transmitir el mensaje de la historia en una imagen y convencer al espectador para ver la película.

Para crear un cartel potente es muy importante echar la vista atrás e inspirarnos en aquellos que en su momento lograron un gran impacto en el público.

A continuación, nos embarcamos en un pequeño viaje en el tiempo con el objetivo de conocer la evolución de los carteles de uno de los géneros más populares: el TERROR.

Las primeras películas de terror, como “El gabinete del Dr. Caligari” (1919), “El hombre y la bestia” (1920) O “Nosferatu” (1921), contaban con pósters que reflejaban su aire expresionista. En ellos predominaba el blanco y negro, así como la forma y el fondo. Ya entonces el póster era concebido como una fuerte herramienta de marketing. Cuando se iba a estrenar “El gabinete del Dr.Caligari” en Berlín, empezaron a aparecer por toda la ciudad una serie de enigmáticos carteles que decían “Du musst Caligari werden” (“Debes convertirte en Caligari”). Más tarde, algunos de estos carteles diseñados por Erich Ludwig Stahl y Otto Arpke (Stahl-Arpke, para los amigos) se exhibieron en museos como el MoMA.

Posteriormente, Universal Pictures sacó sus películas de terror basadas en monstruos clásicos de la literatura. Con la llegada de los monstruos clásicos se fue introduciendo el color en las ilustraciones para resaltar la figura del monstruo. La tipografía pasó a ser la encargada de remarcar el horror en sus formas más tradicionales y características: letras ensangrentadas, desgarradas o electrizantes.

Un póster bien diseñado debe convencer al espectador para ver la película.

Además, su representación se realizaba a través de tres colores básicos asociados al miedo, la muerte y los monstruos: rojo, amarillo y verde. Esta evolución se puede ver claramente si comparamos el anterior póster de “Dr. Jekyll y Mr. Hyde” con el de la posterior versión de la película de Paramount, “El hombre y el monstruo”. Está claro cual resalta mejor el monstruo ¿no?

No olvidemos que durante la Edad de Oro de Hollywood, el llamado “star system” era el modelo de contratación de actores en exclusividad ideado por los grandes estudios para garantizar el éxito de sus producciones. Este hecho tuvo su repercusión directa en los pósters diseñados para destacar en primer plano a los personajes protagonizados por las grandes estrellas del momento.

No fue hasta los 70 y los 80 cuando se pasó a dar más importancia al tema principal o la escena más característica de la película. La ilustración ya no predominaba sino que se combinaba o se substituía por la fotografía.  Este fue un modelo repetido especialmente en películas que dieron lugar franquicias y que basaron sus primeros carteles en elementos icónicos que saltaron directamente al imaginario de la cultura popular. Sin embargo, los carteles respetaron siempre las tonalidades propias del terror: la oscuridad con los colores negros y cálidos (rojos, naranjas).

A partir de los 90, en el cine de terror convivieron aquellas películas de mayor seriedad y carga dramática con el auge del slasher de corte adolescente. Los pósters, a su vez, mostraron una tendencia a las fuentes más sobrias y elegantes y el mantenimiento del color rojo en su paleta de color en referencia directa a la sangre. Además, se empezaron a caracterizar por mostrar rostros aterrorizados.

Ya en los 2000, y utilizando la fotografía como soporte básico, los pósters apostaron por incluir las imágenes más terroríficas e impactantes de las películas con el objetivo de sorprender y captar la atención del espectador.

Muchas de estas tendencias siguen presentes en los póster actuales. Sin embargo,  los grandes avances en la tecnología permiten crear más efectos y juegos visuales que destacan lo terrorífico propio del género. Por otra parte, podemos identificar otra tendencia que sigue una línea más minimalista y estilizada.

Poster Cine Terror

Ahora bien, ¿crees que alguna tendencia se volverá a repetir en el futuro cercano?. Estamos seguros de que para ser innovadores y crear un cartel potente es muy importante echar la vista atrás e inspirarnos en aquellos que en su momento lograron un gran impacto en el público.

Si estás trabajando en un proyecto de este género y necesitas ayuda para diseñar el póster que tu terrorífica historia merece, no dudes en solicitarla en www.filmarkethub/poster. Nuestro servicio, realizado por diseñadores profesionales, te permitirá trasladar el mensaje principal de tu historia a una imagen, aumentará la profesionalidad de tu proyecto y conseguirá hacerte destacar en el mercado.

Category: Herramientas

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Article by: Filmarket Hub