Project of the week: Tin & Tina

Los angelicales “Tin y Tina” son los protagonistas que dan nombre al cortometraje de este #ProjectOfTheWeek del guionista y director Rubin SteinEste cortometraje busca dar el salto a la gran pantalla y como primer paso, ya sido nombrado mención especial en Sitges Pitchbox 2016.

En esta historia de misterio de 12 minutos permaneceremos muy pendientes contemplando un cuadro en el que, una noche, los hermanos Tin y Tina no van a tomar el puré…

TIN & TINA from Rubin Stein on Vimeo.

Ya en los títulos de crédito vemos una de las pintura negras de Goya, Saturno devorando a un hijo. Un avance de la inquietud que crea la historia de este cortometraje protagonizado por los adorables Ana Blanco y Sasha Di Benedetto, con la colaboración de Manolo Cuervo en la figura de querido papá.

POSTER_TyT_Medium

Rodado en un fin de semana en los Estudios Auriga en Hervás (Cáceres) estamos ante una pieza en la que Rubin Stein elige el plano secuencia y el blanco y negro para contarnos esta historia. En una sola localización, con los protagonistas realizando lo que se presupone que es una acción macabra, que no vemos en ningún momento, saliendo y entrando de cuadro en busca de los elementos necesarios y con tratamiento sonoro igual de espeluznante, el director manejar este relato para crear el, cuanto menos, peculiar universo del film.

tin-y-tina-1-600x248

Producido por Doñana Producciones y Nirvein Films este cortometraje que se estrenó en abril de 2013 en el Festival de Medina del Campo es uno de los multipremiados en festivales de todo el mundo. “Strange, creepy, weird and wonderful” es sólo uno de los elogios que le dedican algunas críticas tras deleitarse con esta historia. Menciones especiales, premios del público, mejor dirección y mejor cortometraje son las categorías de algunos de los premios otorgados a “Tin & Tina” sumando más de 30 premios tras pasar por más de 200 festivales.

Así, Rubin explica como tras la experiencia en un cortometraje anterior,  “Pánico a una muerte ridícula”, en el que había muchísimos planos y le llevó un año realizar el montaje, se prometió a sí mismo que su próxima historia sería un solo plano. Bajo esta premisa pensó en una idea que le permitiese exprimir al máximo el significado narrativo y el potencial del plano secuencia. Así llegó al planteamiento de Tin & Tina en el que, moviendo lo mínimo la cámara durante el plano secuencia, situaría la acción detrás de un sofá jugando con la curiosidad del espectador para crear sensaciones e ideas en la mente del público.

Category: Talent

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Article by: María Illera