Salva tu carrera como guionista con David Mamet O al menos escúchalo

Cuando la gente piensa en escritores, ¿qué imagen viene a la mente? ¿Cuál es la representación arquetípica de un escritor en el subconsciente colectivo?

Probablemente sea alguien algo enclenque. Un hombre introvertido que se arrastra alrededor de rincones oscuros y cafés de moda.

David Mamet es radicalmente diferente de ese estereotipo. Cuando se le entrevista, no parece ser el tipo de hombre al que le gusta la fantasía de ser “un escritor”. Y yo diría que su ficción refleja eso.

Verán, la idea romántica del escritor torturado que reflexiona sobre la esencia y el alma de su personaje, es veneno para todos los que comienzan a escribir.

Escribir es complicado, y hay trampas tendidas en todas partes. Afortunadamente, Mamet señala esas trampas, pero como cualquier sargento con un joven recluta, no es suave ni cálido. Pero recuerda que lo hace para salvar tu vida.

Mamet es directo.

“En un guión todo es trama”.

Mamet no se preocupa por los “extras” que rodean una historia. Solo escribe lo que es necesario para que la trama avance. Y ya está. Él intenta escribir cosas entretenidas para el público. Ese es el único objetivo de su ficción, hacer que la gente quiera seguir leyendo, o mirando.

Él dice que la gente consume ficción por dos razones: 1.) Porque les entretiene, y 2.) Para reafirmar sus ideas políticas. El trata de que la gente consuma su ficción por la primera razón.

¿Pero cuál es el secreto para crear una ficción entretenida? Fácil, con drama.

Solo hay unas pocas preguntas que un escritor debe tratar de responder a lo largo de su historia para hacerla entretenida.

“¿Qué quiere el héroe? ¿Qué le impide obtenerlo? ¿Qué sucede si no lo consigue?”

Estas no son preguntas fáciles de responder, pero si se responden de manera correcta y honesta, crean un drama potente que la gente querrá ver. No tiendrán más opción que pasar la página para averiguar qué sucederá a continuación.

Algunos pensarán que a esas tres preguntas les faltan otras esenciales como: ¿Quién es el personaje principal? ¿Cuál es su motor interior? ¿Cuál es el tema de la historia?

Mamet diría que si escribes la trama lo suficientemente bien, esas preguntas se resolverán por sí solas, y si no es el caso, entonces nunca fueron tan importantes.

La trama lo es todo.

“Un buen escritor mejora cuando aprende a eliminar lo ornamental, lo descriptivo… ¿Qué queda? La historia queda. ¿Cuál es la historia? La historia es la progresión esencial de los incidentes que le ocurren al héroe en busca de su único objetivo”.

Muchos escritores jóvenes corren el riesgo de dejarse seducir por el poder de lo ornamental. Días perdidos pensando y escribiendo biografías de personajes, tratando de entender de dónde vienen sus acciones. Cientos de [INSERTA TU MONEDA LOCAL AQUÍ] malgastados en cafés mientras intentan dar con el verdadero “tema” de su historia. Eso es un montón de trabajo que podría haberse dedicado a escribir la trama; el resto de preguntas se resolverán en el camino.

Siguiendo estas reglas o ideas, Mamet ha podido crear algunas de las ficciones más atractivas e interesantes que he visto en mi vida. Películas como OLEANNA, THE UNTOUCHABLES o GLENGARRY GLEN ROSS son historias que resistirán la prueba del tiempo porque no necesitan de eventos o desarrollos actuales para mantenerse relevantes. Son condensación de drama puro y sin adulterar, destilado en una pantalla de cine para nuestra conveniencia. Las tramas que se desenvuelven en sus películas son sorprendentes pero inevitables, como diría Aristóteles de toda buena tragedia.

Y si has visto alguna de sus películas, no pensarías jamás que carecen de personajes o tema. Eso es porque las acciones crean el personaje, la trama es el personaje.

“No existe el personaje. Sólo hay líneas en una página”.

Los personajes son un boceto de una persona, una ilusión posible gracias al trabajo de los actores, la cámara y el montaje.

Mamet escribe con un martillo, todo lo que no es necesario debe irse, aplastado y olvidado. Pensar en la talla de los zapatos de tu personaje principal es inútil, a menos que se vincule con la trama. La única forma de saber si se vinculará con la trama es… escribiendo la trama. Y ya está.

Libérate de todas las cargas innecesarias del escritor atormentado. Olvídate de todas las reglas, preguntas e intenciones, y trata de escribir algo entretenido. Escribe una historia que el lector no pueda dejar de leer o de ver. Hazlo al estilo de Mamet y sigue la trama, trata de sorprenderte a ti mismo, entonces así y con un poco de suerte, sorprenderás a la audiencia.


Logo de Filmarket HubPero escribir como Mamet es algo que solo él puede enseñar.

Descubre cómo uno de los mejores escritores de nuestro tiempo construye una historia con TRAINING de Filmarket Hub.

Aprende la escritura creativa con DAVID MAMET ya.

Category: HerramientasTraining

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Article by: Federico Mayorca