Sitges Pitchbox Interviews: Antonio Garrido

Aficionado al cine de género, dos de los proyectos de Antonio Garrido han sido destacados en Pitchbox. Ya fuera como proyecto seleccionado (Tráfico de un día) o mención especial (Carne Débil).

Fiel a su estilo, Antonio sigue poniéndole un toque de humor a todo. Hoy en FilmLAB charlamos con él acerca de su paso por Pitchbox y Filmarket Hub.

¿Cómo nació Tráfico de un día?

A.G: Nació en octubre del 2012, mientras yo estudiaba un Postgrado de Guión de Cine y TV, y acabé de escribir una versión decente en junio de 2013. Aunque ya había escrito otras muchas cosas anteriormente, se podría decir que “Tráfico de un día” fue mi primer guión de largometraje escrito de forma profesional.

¿De qué trata?

A.G: Al principio pretendía ser una crítica a la crisis y una alegoría a la amistad. Pero gracias al buen hacer de Juan Carlos Sánchez-Marín, mi profesor por aquel entonces, y a varios compañeros de curso, la obra fue virando hacia algo con menos profundidad y menos crítica pero mucho más divertido y gamberro. Acabó convirtiéndose en un guión de largometraje con mucha comedia y con mucha acción.

La crítica a la crisis sigue estando y sigue siendo el germen por el cual empecé a escribir. No obstante, acaba pasando a un segundo plano y nunca con la intención de adoctrinar. Digamos que, aunque se respira crisis por toda la historia, simplemente acaba siendo el punto de partida por el cual los dos protagonistas hacen lo que hacen para acabar metiéndose en el embolado que se meten. Lo que sí sigue estando es el tema de la amistad, eso siempre estuvo ahí. Era algo de lo que quería hablar y, de hecho, es algo que, en mayor o menor medida, se repite constantemente en casi todos mis guiones.

En definitiva, “Tráfico de un día” es una película de amistad con mucho humor y mucha acción. Con un ritmo endiablado que no te deja respirar ni un segundo, con tres giros de guión que te dejan con el culo torcido, con algo de metalenguaje y, sobre todo, es un claro homenaje a las películas de acción y las buddy movies de Hollywood de los ochenta y los noventa pero con un toque más de aquí. Es un guión que adoro y que, aunque no lo parezca, refleja casi al cien por cien mi personalidad.

Háblanos de Carne débil

A.G: “Carne Débil” es la niña de mis ojos en estos momentos. Es un guión que he co-escrito con Mik J. López que, además de guionista, también es director. Nos conocimos en Madrid y congeniamos desde el minuto cero. Nos conocimos trabajando durante varios meses con Ana De Nevado, directora también, en otro guión que al final, por motivos que no vienen al caso, nunca pudimos acabar. Sin embargo, a raíz de esa colaboración, tanto Mik como yo nos quedamos con ganas de escribir algo juntos.

Yo tenía una idea muy primigenia de un largo de terror sobre una final girl. Distinta a lo que solemos ver en pantalla y sobre dos personajes que tenían un accidente de coche y que, a raíz de ese percance, se veían envueltos en una situación límite muy loca. Le conté a Mik mi idea y le propuse escribir el guión juntos. Él aceptó y, después de casi un año, conseguimos finalizar una segunda versión bastante decente.

Es un proyecto muy, muy de género. Nos gusta decir que es puro divertimento. Una gamberrada que aúna las reglas de diferentes sub-géneros del terror (slasher, home invasión, survival…) para deconstruirlas y jugar con ellas. Sería algo así, como si “La matanza de Texas” conociera a “Fargo” y decidieran asesinar a Rob Zombie. Es un proyecto que podría realizarse con un muy modesto presupuesto. Estamos convencidos de que triunfaría entre los fans del género porque está hecho pensando mucho en ellos. El género es algo que a veces se menosprecia en este país. Pero los asiduos a este tipo de películas, son, sin lugar a dudas, los más fieles y los que viven el cine con más pasión.

Si convences a los devotos, ellos son los que se encargarán de que, a través de las webs especializadas, las redes sociales y el boca a boca, la película acabe llegando a un público aún mayor. Hay decenas de ejemplos, sin ir más lejos, y quedándonos en casa podríamos citar “REC”, “Mamá”, “Musarañas”, “Mientras duermes”… Y en otra época donde internet no era tan importante, “El día de la bestia”, “Tesis”, “El espinazo del diablo”…

antonio garrido
Cartel ilustración de Carne Débil

¿Que recorrido está teniendo este nuevo proyecto?

A.G: Gracias a la mención especial en la Tercera Edición de Pitchbox, conseguimos que lo leyeran y valoraran en una productora de primer nivel. Sin embargo, al ser un proyecto muy de género y no ser ellos especialistas en ese tipo de películas, fue rechazado.

Ahora mismo, está siendo valorado en otra productora que también juega en primera división pero, de momento, no tenemos noticias. Con este proyecto, tanto Mik como yo, hemos trabajado muchísimo en contactar con actores y actrices de primerísimo nivel. Tanto cinematográfico como televisivo, para que se interesen por estar en la película.

La verdad es que, hasta el momento, tenemos un elenco de intérpretes con intenciones de participación que son un auténtico lujo: Carmen Ruiz (Mi gran noche, Con el culo al aire), Yolanda Ramos (Carmina y amén, Ahora o nunca), Melina Matthews (Negociador, El príncipe), Arancha Martí (La gran familia española, El barco), Enrique Villén (La brujas de Zugarramurdi, Plutón B.R.B. Nero), Gorka Otxoa (Pagafantas, Velvet), Javier Botet (REC, Mamá), Javier Collado (Amar es para siempre) y Antonio Bachiller (A cambio de nada). Además de contar, con la iniciativa de participar en la película, con una de las empresas de efectos especiales más potentes del país, Inside FX (REC, Sweet home, El príncipe).

Acabamos de ultimar una tercera versión del texto a la que le daremos una vuelta después de recibir el análisis de guión de Filmarket Hub. También, estamos trabajando en un nuevo dossier de venta y una nueva imagen con la intención de presentarnos al nuevo Pitchbox que estáis organizando en colaboración con el Festival de Cine de Sitges. No veo un marco más idóneo donde presentar este proyecto. Ojalá lo consigamos. Y a la espera de noticias y a seguir tanteando productores.

¿Cómo ha sido tu experiencia en Filmarket Hub?

A.G: Pues, hasta la fecha, muy buena. He tenido tres proyectos en la plataforma y, ahora mismo, conservo dos de ellos. Son “Tráfico de un día” y “Carne Débil”, porque el tercero, “Una noche de primavera”, está mutando en estos momentos hacia otro tipo de obra artística de la que aún no puedo hablar.

Tampoco es que haya recibido muchísimas solicitudes de guión pero alguna va llegando. Y me sirve muchísimo para ir actualizando los proyectos y que no acaben muriendo. A nivel organizativo no tengo ninguna queja, todo lo que he pedido se ha realizado de forma ágil. Siempre facilitando el proceso, e incluso con algún que otro consejo que siempre ha venido más que bien. Creo que, el que hayamos contratado un análisis de guión para “Carne Débil”, demuestra el grado de confianza que, tanto Mik como yo, tenemos depositado en la plataforma.

¿Qué aspectos crees que debe uno prepararse más para un pitching de estas características?

A.G: Pues, como se suele decir, con los deberes hechos. La presentación siempre ha de ser amena y divertida (incluso si es un dramón). Da igual que vaya acompañada de un teaser espectacular o de un cartel memorable. Si el pitcher no lanza la bola de la forma más ágil y habilidosa posible, el receptor se aburrirá, empezará a pensar en otras cosas y olvidará tu película antes de que hayas terminado.

Es importantísimo tener el pitch memorizado y sincronizado al milímetro. Además, has de saber cuáles son los aspectos positivos a destacar. Si tiene un buen high concept, giros originales e inesperados, personajes inolvidables. Cualquier cosa que pueda marcar la diferencia con respecto a cualquier largometraje ya realizado será un factor fundamental. Y, por supuesto, una vez finalizado el pitching, has de ser capaz de avanzarte a todo aquello que puedan preguntarte y, obviamente, ser capaz de contestar lo más claro y conciso posible.

¿Cómo consideras que fue tu pitch?

A.G: Realicé un buen pitch y conseguí hacerlo tal y como quería; ameno, rápido, divertido… Con un crescendo narrativo que empieza muy, muy arriba y acaba aún más alto, similar al del guión que presentaba. Sin embargo, creo que el tipo de guión con el que me presenté no es ni entendido ni muy solicitado en este país. Creo que hubo interés durante el pitch por cómo lo presenté pero no tras finalizarlo.

1st PITCHBOX from Filmarket Hub on Vimeo.

¿Cómo debe uno enfrentarse al networking?

A.G: Primero de todo, tienes que saber qué tipo de productoras van a acudir. Centrar tu atención hacia aquellos que creas pueden empatizar mejor con el tipo de proyecto que estás presentando. También has de ir con la mente muy abierta y con la capacidad de saber recibir críticas. Y, al igual que al acabar el pitch, saber responder claro y conciso a todo aquello que van a preguntarte.  Sea sobre el guión que estás presentando o sobre otros proyectos en los que estás trabajando. También puede ser un buen momento para intentar crear interés hacia otras obras.

¿Qué crees que aportan eventos como Pitchbox a la industria

A.G: Muchísimo, eventos como este ayudan a que proyectos audiovisuales puedan salir adelante. Con lo que cuesta en este país que los proyectos vean la luz, tener eventos así es algo positivo. Ya lo he comentado antes. Solo por el hecho de poder conocer a productores a los que cuesta tanto llegar vale mucho la pena.

¿Qué consejos darías a una persona que va a participar en Pitchbox?

A.G: Que confíe en sí mismo pero, sobre todo, que confíe y sea honesto con su proyecto. Si uno no ama el guión que va a presentar, el público asistente lo notará. Y, por supuesto, que lo tenga memorizadísimo y no lo alargue demasiado. Y que, aunque sea tímido se arme de valor y aproveche el networking al máximo.

Category: Talent

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Article by: Marc Agues