Sitges Pitchbox Interviews: Daniel Diez

Aunque no presentaron su proyecto en Sitges Pitchbox, el guionista Daniel Díez y el director Hugo Stuven sí que estuvieron en 3rd Pitchbox presentando su proyecto cinematográfico de ciencia ficción, “Tauro“.

Esta era la segunda vez que Daniel presentaba un proyecto en Pitchbox, pues también participó en la segunda edición con “Ofelia“, una película que ha llamado la atención de productores fuera de España.

Capaz de idear y desarrollar proyectos que siempre llaman la curiosidad de los productores, Díez nos habla de “Tauro”, el pitching, la dificultad de vender un proyecto y sus experiencias en Filmarket Hub.

¿Cómo surgió el proyecto Tauro?

D.D: Empezó hace tres años, era un proyecto de ciencia ficción teatral. Un interrogatorio entre una máquina y los supervivientes de una cápsula espacial. Y creció.

¿De qué trata?

D.D: Una cápsula espacial es rescatada del mar y en su interior hay un soldado vivo. Nadie reconoce al superviviente y pretenden interrogarle para determinar si es una amenaza similar a la que acabó con la civilización. Una fábula pesismista sobre el mundo, sobre la especie y sobre el héroe; un hombre que ya ha sido derrotado y que no puede morir, se enfrenta a las consecuencias de su guerra.

¿Cómo lo definiríais?

D.D: Ciencia ficción dramática.

¿Cómo llegásteis a trabajar juntos tú y el director?

D.D: Publiqué un teaser poster en mi muro de Filmarket Hub. Hugo Stuven me llamó para preguntarme si necesitaba aliados. Necesitaba aliados; y juntos convertimos TAURO en un guion de 95 páginas con una historia sobre nuestra supervivencia como especie y nuestro creciente talento como exterminadores.

Cartel de Tauro para 3rd Pitchbox
Cartel de Tauro para 3rd Pitchbox

¿Cuál ha sido el recorrido de Tauro hasta la fecha?

D.D: Ocho versiones, cien revisiones, La llevamos al 3er Pitchbox , notas, más revisiones y vuelta a reescribir…

¿Ha evolucionado mucho el proyecto?

D.D: Ha evolucionado Y EVOLUCIONA. La historia; cada vez más definida y más simple, los personajes; cada vez más coherentes y, sobre todo, ha evolucionado el tema, hasta el punto de cuestionar la necesidad de muchos elementos. Pero sigue creciendo.

Seguimos introduciendo mejoras en el guión, reescribiendo y acumulando notas. Hugo ahora trabaja de lleno en su segundo largometraje y nos obliga a compaginar y dosificar esfuerzos, pero el objetivo es mejorar el guion y atraer definitivamente a coproductores que nos ayuden a que el proyecto cristalice.

¿Qué crees que hace este proyecto especial?

D.D: Es ciencia ficción sin complejos y con una gran historia.

¿Qué aspectos crees que debe uno prepararse más para un pitching de estas características?

D.D: Defender tu guion como si acabaras de escribir “Chinatown”. La pasión es contagiosa, y si tratamos de encontrar un productor, necesitamos envenenarles con la historia, hacerle ver las posibilidades y que no dejen de pensar en ella.

¿Cómo consideras que fue tu pitch?

D.D: Manifiestamente mejorable. Aunque teniendo en cuenta la cantidad de preguntas o el feedback de los asistentes, no nos fue mal.

¿Cómo debe uno enfrentarse al networking?

D.D: Sintiéndose importante; el guion lo es. Los productores, a veces, quieren que les contemos proyectos asequibles, planes de marketing, cosas importantísimas de las que no tenemos ni idea. Habla de tus tramas, de tus personajes, de la historia. Ellos tratarán de llevarlo a su mundo y nosotros debemos mantenernos en el nuestro; la historia. Si les atrapa la historia, su cabeza empezará a diseñar los planes de marketing, el casting, incluso localizaciones y catering… Funcionan así, mientras nosotros vemos personajes y conflictos ellos ven planes de marketing. Trata de comprenderlos y encuentra a uno que sienta la misma pasión por producir la historia que tú al escribirla, entonces todo funcionará.

¿Con qué expectativas llegaste al día del pitch?

D.D: Conocer y enganchar a Movistar, Nostromo o Filmax para tratar de desarrollar el proyecto junto a ellos. Con alguno de ellos o con todos ellos a la vez.

¿Qué crees que aportan eventos como Pitchbox a la industria?

D.D: Teóricamente, un espacio para presentar proyectos es necesario para dar voz a los guionistas off o que trabajan fuera del abrigo de una productora o para proyectos que se salen de la autopista de las producciones estandar.

¿Qué fue lo que más destacarías de tu paso por Pitchbox?

D.D: Conocer a otros guionistas que luchan por convertir sus guiones en películas. Sentirse guionista. Es dificil tener esa exposición, ‘visibilidad’ lo llaman ahora. Pero es un día en el que te escuchan. Nos quejamos de que, o no nos responden o nos responden con un: “-Gracias por contactar con nosotros, lamentablemente…-” Ese día, las principales productoras están en silencio, escuchándote y tienes siete minutos para despertar su curiosidad sobre tu proyecto. Es nuestro momento “Misery” No pueden escapar y tienen que escucharnos. Tenemos que buscar la manera de que cuando vuelvan a ser libres, no huyan y sigan ‘voluntariamente’ interesados en nuestra historia.

¿Que consejos darías a una persona que va a participar en Pitchbox?

D.D: Que haga contactos entre otros guionistas, que prepare el pitch de forma minuciosa, que haga mil veces el pitch a todo familiar, amigo, desconocido y compañero de celda que encuentre. Que no piense en salir de allí con un cheque, pero que inyecte algo de veneno efectivo. El mayor éxito sería que un productor te pidiera otra reunión para conocer más acerca del proyecto. Ese es el premio gordo, Nadie va a ir con la chequera en los dientes… Y en este mundo no suelen firmar contratos en servilletas.

Category: Talent

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Article by: Marc Agues