Sitges Pitchbox Interviews: Enric Folch

Fascinado con la primera película que dirigió Steven Spielberg, “Duel (El Diablo sobre ruedas)“, el director Enric Folch decidió rodar el documental “The Devil On Wheels” para explicar cómo una película de serie B dirigida por un novato se convirtió en una película de culto.

“The Devil On Wheels” se presentó en Sitges Pitchbox 2015 como proyecto invitado y, posteriormente, ha seguido asistiendo a mercados como Frontières en Montreal (donde participó otro proyecto de Sitges Pitchbox, “Savant” de Javi Araguz e Isabel Hierro). Prácticamente finalizado el rodaje, Enric Folch ya se ha encerrado a montar el documental con su equipo.

¿Cómo surgió el proyecto The Devil on wheels?

La idea del documental surgió mientras rodaba otro documental en China. De hecho, creo que me enamoré de hacer documantales haciendo aquel. Me sedujo la idea de hacer un documental sobre una película que se había convertido en film de culto a pesar de no tener ninguna oportunidad de conseguirlo: se rodó para televisión en 1971 sin muchos medios y sin grandes estrellas.

¿De qué trata?

Trata sobre cómo se hizo y el culto que se ha generado alrededor de la primera película de Steven Spielberg, “Duel (El Diablo sobre Ruedas)”. Mucha gente no conoce la película, o desconoce la influencia que ha tenido y el culto que se ha desarrollado a su alrededor. En realidad, es un documental sobre el poder del cine. Duel era una película mínima hecha para TV en dos semanas, y con el tiempo se ha expandido hasta convertirse en un film de referencia. De eso trata el documental.

The Devil on Wheels teaser from DoW Movie on Vimeo.

¿Por qué existe esta fascinación con esta película?

Esa es la pregunta que buscamos responder. Sin duda, mucho de universal tiene ya que seduce a gente de muchas generaciones y países por igual.

¿Por qué te interesó tanto hacer un documental sobre ella?

Me fascina el poder que puede tener una película pequeña. Cuando me puse a investigar el tema, no estaba seguro si daba para un documental de largometraje, pero poco a poco fuimos descubriendo que da para eso y más. No sólo el cómo se rodó, que “Duel” fue una aventura fascinante, sino sobre todo el culto y el interés que ha generado a posteriori. Ya veréis en la película que los fans de “Duel” no se quedan cortos. La manera que muestran su fascinación por la película es impresionante.

¿En qué estado se encuentra el proyecto?

Recientemente estuvimos en Frontières, en Montreal, presentando un Work-In-Progress de 20 minutos. En primavera rodamos el 90% de la película. Ahora estamos de lleno en el montaje.

Enric Folch, segundo por la izquierda, en Frontières.
Enric Folch, segundo por la izquierda, en Frontières.

¿Cuándo pensais que lo tendréis finalizado?

Esperamos tener un montaje listo a finales de septiembre. Luego, se verá. Esperamos interesar a productores y a algún festival de renombre. Crucemos los dedos.

¿Dónde habéis presentado el proyecto?

Frontières es el último foro donde lo hicimos. Primero estuvimos el año pasado en Montreal como proyecto, y este año lo hemos hecho como Work-In-Progress. Una experiencia sensacional. Frontières es una oportunidad excepcional para relacionarte con la industria internacional, sobretodo la que se dedica al fantástico.

¿Habéis entrevistado a Spielberg?

Estamos en ello. Es un hombre tremendamente ocupado. Lleva dirigiendo dos película seguidas, ahora rueda la tercera y en enero, la cuarta. En Amblin están perfectamente al corriente del proyecto -nos reunimos allí con ellos- y esperamos que halle un hueco para nosotros próximamente. Tocamos madera.

¿Qué aspectos crees que debe uno prepararse más para un pitching como el de Sitges Pitchbox?

Seducir, entretener, demostrar conocimiento y fe en el proyecto. Seducir porque de eso se trata, si ven en ti la pasión, tienes una oportunidad. Entretener porque una presentación sin gracia ni ritmo no promete una buena película. Conocimiento, sobretodo si se trata de un documental. En nuestro caso, tenemos que ser los que más sabemos sobre “Duel”, eso nos da derecho a hacer la película. Y la fe en el proyecto es esencial. Los que te miran tienen que ver que no vas a parar hasta hacerlo realidad.

¿Cómo consideras que fue tu pitch?

Creo que fue bien, aunque no me siento capaz de juzgarlo. Habría que preguntar a quien asistió. En Frontières el rapport fue más directo y recibimos muestras de interés casi instantáneas. El pitch generó multitud de reuniones y abrió un montón de puertas. En Sitges no detectamos gran interés en documentales, esa es la verdad. Pero en Montreal la reacción fue genial y muy motivadora.

¿Cómo debe uno enfrentarse al networking?

Decidido y con la mente abierta. Con un documental es mucho más complicado, desde luego, pero hay que demostrar que uno que va a por todas.

¿Qué crees que aportan eventos como Pitchbox a la industria?

Aportan una nueva posibilidad de networking, de darse a conocer, y eso se ha convertido ya en algo esencial. Pitchbox encaja con los tiempos.

¿Que consejos darías a una persona que va a participar en un pitching de estas características?

Que se prepare bien y que busque aquello que distingue su proyecto sobre los demás. Ser distinto y demostrar confianza es esencial.

Category: Talent

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Article by: Marc Agues