De teaser posters y mood trailers

Siempre he escuchado que la comida entra por los ojos y me parece una expresión muy acertada. Confieso que siempre he sido un poco “especialito” a la hora de comer. Con el cine no he sido tan exquisito ya que a lo largo de mi vida he visto mucha peli de dudosa calidad. Pero considero la expresión inicial muy acertada a la hora de trazar una comparación entre comerte un buen plato y un proyecto o guión de una película.

Desarrollar una serie de piezas audiovisuales que apoyen la presentación de nuestro proyecto implica que dichas piezas deben ayudarnos a convencer a los distintos productores de que esa historia va a tener su público, de que estamos capacitados para llevarlo adelante, que será película de calidad… Por eso cuando se hace un pitch o se envían los materiales le doy tanto valor a tener un BUEN cartel. Algo que exclame: “¡Aquí hay calidad!”.

Cuando estudié guión en la ESCAC, un profesor me dijo que cuando me pusiera a escribir me hiciera siempre la misma pregunta “¿Pagarías por ver esta película?”. Es algo que siempre me cuestiono cuando tengo una idea para desarrollar.

Pues con un cartel de una película me pasa lo mismo. ¿Tu pagarías por ver la siguiente peli? Sin haber leído el guión y sin saber nada más del proyecto.

goth

Yo no. Es más, si fuera productor seguramente descartaría leer el guión. Veo que tipo de proyecto me estás vendiendo (y no me refiero al género) y no me interesa.

Hagamos ahora un ejercicio de comparación. Ignorando el hecho de que se trate un película de X-Men, si vierais estos dos carteles, ¿cuál consideras que da mejor imagen? ¿Cuál de los dos carteles te da más confianza?

x-men-first-class

xmen

A mi el segundo. Porque aunque en el primero salga James McAvoy, lo más probable es que tú no tengas un actor de renombre para apoyar tu proyecto. El segundo es un teaser poster; conceptual, que da entender que detrás hay mucho más (tu guión) y sin fallos, algo rematadamente imprescindible.

Con el primero me pones que se llama “La Patrulla Invencible” (o algo por el estilo) y no me lo leo. ¿Por qué? Porque si no eres capaz de presentarme un cartel que me venda el proyecto por el que has sudado tanto, entiendo que no estás preparado para llevar el proyecto adelante (especialmente si quieres dirigirlo).

En muchas ocasiones, antes de que un productor se lea tu guión, vas a enseñarle material visual como un cartel, un dossier de venta o incluso un trailer. Entonces, ¿qué hacer si no eres un diseñador o no tienes a nadie que te haga un cartel de puta madre?

Tienes dos herramientas relativamente sencillas que puedes hacer. Un teaser poster y un mood trailer.

En el mood trailer puedes vender cómo sería tu película usando metraje de obras ya estrenadas. Por ejemplo, aquí os dejo un ejemplo de una película de Batman con Ben Affleck como protagonista. Da igual que sean de películas muy distintas. Lo importante es que se transmita la percepción de que en esa historia hay una buena película y que tiene un atractivo comercial.

Un teaser poster es un recurso que muchos creativos han empleado en Filmbox, nuestro mercado online de guiones. Te ayuda a vender visualmente el proyecto y como no tienes que usar actores tienes más margen de maniobra a la hora de crearlo. Como muestra de que no hay que devanarse en exceso los sesos os dejo el ejemplo de Objetos, proyecto que pitcheó en 2nd Pitchbox.

Objetos---Cartel-Pitchbox
Teaser poster de Objetos

Un ejemplo de un magnífico teaser poster hecho por un guionista es Tauro.

Y para finalizar este post con un poco de humor, aquí os dejo el ranking de los peores carteles de cine de la historia. Para que os “inspiréis”.

Category: Herramientas

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Article by: Marc Agues