¿Es Westworld el nuevo Juego de Tronos?

“No es televisión, es HBO” ha sido el eslogan que ha abanderado la cadena propiedad de Time Warner desde los años 90. Ver una producción de HBO era algo más que ver un programa de TV, era ver algo especial. Un evento televisivo. Ver Los Sopranos te hacía especial. Ver The Wire te proporcionaba un estatus intelectual. Y ver Juego de Tronos te hace pertenecer a una comunidad similar a la de Star Wars o Star Trek. Sin saberlo, HBO lleva desarrollando un branding y televisión de contenidos desde antes de que apareciera el VOD. Pero por primera vez, HBO se encuentra en un apuro.

Como bien indica el artículo de Ben Travers en IndieWire, HBO necesita un hit. Una serie que arrastre millones y millones de fans alrededor del mundo. Vinyl, la otra gran apuesta de la cadena fue un fracaso y algunos de sus éxitos recientes están a punto de concluir. Juego de Tronos termina en 2018 y hay que buscarle sustituto. Una esta vez termine hay que entretener a los fans con algo nuevo. Y HBO piensa que Westworld podría ser ese sustituto.

es-westworld-el-nuevo-juego-de-tronos-4
Juego de Tronos encara su recta final

Sin duda, elementos que recuerden a Juego de Tronos los hay. Un casting de renombre, un presupuesto más que generoso, efectos especiales, buenas dosis de sexo y violencia y un mundo en el que nos gustaría vivir o visitar. Ahora bien, ¿realmente puede llenar el vacío que dejará la serie de George R.R. Martin?

Por poder, puede.

Elementos para ello tiene. No obstante, creo que replicar ciertos elementos de una fórmula que han funcionado no quiere decir que vuelvan a repetirse. No me malinterpretéis. He visto los primeros 5 capítulos de Westworld y me gusta la serie (aún estoy esperando ese capítulo que me enamore). Pero sí encuentro elementos que me hacen dudar de que Westworld sea capaz de enamorar a tanta gente. En primer lugar tiene un arranque muy pausado. Algo bueno para establecer el mundo y el detonante de la serie. Pero tengo dudas de que el espectador medio se sienta atraído por una serie que tiene una presentación de lenta cocción y que posiblemente entre en temas recurrentes de la ciencia ficción (identidad, rebelión de las máquinas, qué nos hace humanos…). Todos estos temas pueden ser más exigentes, a priori, que lo que puede exigir Juego de Tronos.

Lisa Joy y Jonathan Nolan, creadores de Westworld.
Lisa Joy y Jonathan Nolan, creadores de Westworld.

No olvidemos que Juego de Tronos se benefició del fanbase que ya habían creado películas como El Señor de los Anillos. Westworld llamará a los fans del género pero habrá que ver si consigue ser tan transversal. Como fan de la ciencia ficción espero que Westworld tenga una éxito brutal pero aún no veo (es pronto) a la serie creada por Jonathan Nolan (guionista de Interstellar o El Caballero Oscuro) y Lisa Joy llenando el hueco que dejará Juego de Tronos.

El problema es que cuando una serie triunfa tanto es casi imposible replicar su éxito. Son fenómenos de masas que muchas veces escapan a nuestro completo entendimiento. Y la experiencia nos dice que el público no quiere ver la misma serie dos veces. Lost fue el fenómeno que aceleró el consumo de series. Sí, habían series dramáticas que triunfaban mucho a nivel global (House, Anatomía de Grey, True Blood, 24) pero ninguna fue como Lost. Hay que recordar que mucha gente se levantó de madrugada para ver el series finale en directo. Menos de un año después llegó Juego de Tronos. Y mira que hubo intentos de replicar la fórmula Lost. Flashforward fue el más claro y no llegó ni a tener segunda temporada.

Lost (Perdidos) supuso un antes y un después en el consumo de series
Lost (Perdidos) supuso un antes y un después en el consumo de series

El público quiere formar parte de una comunidad que ve una serie concreta. Y cuanto más grande sea esta comunidad, mejor. Pero tampoco quiere ver lo mismo una y otra vez. Por eso Juego de Tronos fue el sustituto de Lost y no Flashforward. Y por eso veo complicado que Westworld llene ese espacio (aunque no lo descarto). Es una serie muy buena. El tema es que a mi me da la sensación que el sustituto de Juego de Tronos ya se ha estrenado. En concreto este pasado verano. Veo demasiadas similitudes en el efecto fanbase y en la transversalidad de sus espectadores. Aún así le queda pasar la prueba de la segunda temporada. Porque ya tenemos la experiencia de True Detective y cómo una segunda temporada que no cumpla las expectativas, puede hundir a una serie.

Category: Buzz

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Article by: Marc Agues