¿Qué es una Writers Room? 5 puntos básicos

Es bastante curioso cómo una habitación con unas cuantas mesas, sus correspondientes sillas y una pizarra blanca puede ganar valor cuando se le llama “writers room”. En realidad, la propia palabra es bastante explícita. Se trata de una sala donde los guionistas de una serie se reúnen para escribirla. Es un concepto bastante americano, surgido de la ciudad de las estrellas… Los Ángeles.

Writers Room

Dicho así, parece bastante simple pero la verdad es que esta habitación suele generar un halo de misterio a su alrededor y un ansia generalizada entre los guionistas que sueñan con estar en ésta. ¡Y no es para menos! Ahí es donde ocurre toda la magia. Dónde los guionistas se pelean estructurando las escenas, creando los personajes y escribiendo los borradores de una serie de televisión.

El tamaño de un “writers room” depende del tipo de producción de la serie. Para que te hagas una idea, pueden ser habitaciones tanto para cinco personas como para treinta. Parte del misterio generado a su alrededor, tiene que ver con su privacidad. No son espacios abiertos al público ya que, literalmente, es dónde se crea todo lo relacionado con una serie. Con lo cual pretende evitar posibles filtraciones de información fuera de esas cuatro paredes. No hay dos “writers room” que funcionen igual, cada una tiene sus reglas y su manera de crear historias. Sin embargo, hay algunos elementos que podríamos considerar comunes.

writers room

JERARQUÍA DE GUIONISTAS

Muchos guionistas preguntan cómo pueden llegar a formar parte de ese grupo selecto y, la verdad, es que es como cualquier otro trabajo. No hay una fórmula exacta, pero todo va relacionado con la dedicación y el trabajo duro.

Quizás la mejor forma de empezar es siendo asistente de uno de los guionistas. Parte de las responsabilidades del asistente de guionista consiste en saberse la historia como la palma de tu mano, tomar notas y, básicamente, facilitarle el trabajo a los guionistas para que puedan dedicar su tiempo a escribir. Lo que hay que entender, sobre todo cuando se empieza a trabajar en un “writers room”, es que se trata de un proceso de aprendizaje. Por ello, hay que ser humilde. No intentes parecer ser el más listo de la sala, el que tiene mejores ideas o el más gracioso porque lo más probable es que no lo seas y puedas llegar a causar una mala impresión. Date tu tiempo para aprender el funcionamiento y sobre todo para saber cómo se comporta la gente a tu alrededor y, poco a poco, irás avanzando.

writers room

Sí que es cierto que, como en todo trabajo, existe una jerarquía. Están los asistentes del guionista, el coordinador de guion, los guionistas, el “story editor”, el editor ejecutivo, el coproductor, el productor… y otros cargos más hasta llegar a la gran figura del showrunner. Las diferencias entre cada uno de los cargos básicamente son los años que llevas trabajando en la serie, las responsabilidades y las decisiones que puedes llegar a tomar. Por ejemplo, ser guionista es el primer paso de todos y, aunque es parte activa del proceso de escritura de la serie, es posible que no llegue a escribir ningún episodio de ésta. Mientras que un “story editor”, aunque es bastante similar al guionista, suele aparecer en los créditos y escribe al menos un episodio. Finalmente, el showrunner es quien elige quién está en esa sala y quien no, se encarga de que los guionistas sigan escribiendo y crea la serie. Tiene tanto libertad creativa como de gestión. En definitiva, es quien maneja todo el cotarro.

writers room

Lo bueno de esta jerarquía es que absolutamente todo el mundo hace el mismo tipo de trabajo y tienen la misma misión: escribir y crear. No importa el cargo, todos los que forman parte de un “writers room” son guionistas. Esto crea una oportunidad muy buena para aprender del talento de otros guionistas y cooperar en la creación de historias relevantes. ¿Quién dijo que ser guionista fuera un trabajo solitario?

LABORATORIO DE INVESTIGACIÓN

La parte más importante en un “writers room” es conocer la historia tanto de forma interna como externa. Por ello, algunos showrunners a la hora de elegir quién estará dentro de esas cuatro paredes buscan guionistas con un perfil específico y que puedan aportar un punto de vista diferente y relevante en la serie. Por ejemplo, en la habitación de El cuento de la criada, Miller intenta que haya más guionistas mujeres que hombres debido a la temática que trata. En La maravillosa Señora Maisel dos monologuistas forman parte del equipo y Damon Lindelof para The Leftovers preguntó a los candidatos sobre sus creencias antes de contratarlos.

writers room

Los guionistas tienen que empaparse de información y ser expertos en la temática de la que trata la serie que están escribiendo. Una serie cuya temática principal es la política, necesita gente que conozca sus mecanismos y devore las noticias. De la misma forma que en la serie de HBO, Silicon Valley, los guionistas tienen que saber todo sobre la zona para descubrir sus debilidades y explotarlas a través de la comedia. ¿Lógico, no?

writers room

Se le da tanta importancia a la investigación que en muchas “writers room” se promueven actividades que la favorezcan. Por ejemplo, cuando empieza la producción de Glow el equipo de guionistas suele desplazarse al set para ver cómo los actores entrenan para las luchas. Además, como la serie es ambientada en los 80, se reúne de manera casual a los guionistas para hacer sesiones de cine de los 80. The Hollywood Reporter tiene varios artículos muy interesantes donde algunas de las series más populares revelan algunos de los hábitos dentro de su “writers room”.

ENTORNO COLABORATIVO

Debido al sistema de producción masiva de series que ahora mismo se está utilizando, el trabajo del guionista en series de televisión es cada vez más colaborativo. Esto facilita el trabajo en paralelo y acelera todo el proceso creativo.

Es cierto que la imagen que se tiene del guionista tiende a ser el de una persona introvertida y solitaria. Y en parte no es errónea, el guionista suele encerrarse en su propio mundo para crear historias con el portátil como mejor compañero. Sin embargo, en un “writers room” tienes que estar abierto a compartir con el resto de los guionistas. No vale quedarse en una esquina mirando y escribiendo tu parte porque lo más probable es que acabes fuera de la sala. Ojo, con esto no quiero decir que tengas que dar la nota. Como ya hemos dicho, antes de hablar hay que entender cómo funciona la sala. Pero cuando ya tengas algo de experiencia, comparte tus ideas, valora las otras y crea a partir de éstas. En esta MasterClass, Shonda Rhimes, da algunos consejos sobre cómo comportarse en una de estas habitaciones.

writers room

Cada sala tiene diferentes dinámicas pero, en todas ellas, la colaboración es clave. Generalmente, al principio de cada reunión se hace un brainstorming. Cuando todo el mundo tiene claro la estructura y los puntos importantes de la historia, el showrunner va asignando episodios a los diferentes guionistas de la sala. Puede que algunos guionistas decidan estructurar la historia a su bola pero siempre se acaba poniendo en común y modificando, ya sea en pequeños grupos o en general. Además, el arte del pitch también es muy importante dentro de un “writers room” ya que, al final, quien no sabe cómo vender o aportar ideas se acaba quedando atrás.

INSPIRAR Y ESPIRAR

Para un guionista un “writers room” es como un sueño dorado y, aunque mola mucho, también tiene sus momentos oscuros. Sí, hablamos del tan odiado bloqueo del escritor. Ese momento en el que no ves la luz al final del túnel.

writers room

El equipo que forma parte de esta sala tampoco se libra de ello. Es más, es probable que tras largas sesiones de brainstorming se llegue a un punto donde las ideas ya no fluyan. Cada sala tiene sus propios métodos para sobrellevar el bloqueo del escritor, al final, forma parte de la cultura del “writers room”. Desde la solución más clásica, como ir a dar una vuelta, hasta la más curiosa, como hacer encuestas sobre su comida favorita, los descansos son cruciales para generar nuevas ideas. Sin embargo, lo interesante es que todos los descansos tienen como meta inspirar al guionista.

writers room

Absolutamente todo lo que forma parte de un “writers room” está orientado a favorecer la inspiración del guionista. ¡Hasta la comida! Estas salas suelen tener un surtido de snacks y bebidas a disposición del escritor e incluso muchas de ellas suelen pedir comida en diferentes restaurantes para motivar a los guionistas. No se puede negar que todo el mundo está más contento con la barriga llena. Estas iniciativas son claves para el desarrollo de una serie ya que el guionista vuelve fresco a la sala e incluso con nuevas ideas que ha adquirido durante el descanso.

¡COMPROMISO!

Lo que predomina en esta sala es gente comprometida en la creación de historias. Los guionistas que acaban formando parte de un “writers room” no se limitan estrictamente a sus horas de trabajo. En esta habitación un guionista sin compromiso dura muy poco. Generalmente, y sobre todo si llevan poco tiempo ahí, suelen empaparse de la historia tanto dentro como fuera de la sala. A diario, recogen todas las notas e información de las sesiones, llegan a sus casas y las estudian, reescriben y crean nuevas notas. Y al día siguiente vuelta a empezar. Puede parecer agotador, y lo es, pero si por algo se le caracteriza al guionista es por su pasión.

TV Pilot Contest
TV Pilot Contest

Category: Industria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Article by: Filmarket Hub