“Yo estuve en Sitges Pitchbox”

Pasada ya una semana de la celebración de Sitges Pitchbox y aún con el buen sabor de boca que dejó el evento entre los proyectos, organizadores y el resto de público que acudió, hemos querido recoger algunas impresiones tanto de los proyectos que realizaron el pitch como de las menciones especiales que participaron en el networking posterior.

Para ello hemos lanzado tres preguntas a un pequeño grupo de proyectos que participaron en Sitges Pitchbox pidiendo su opinión al respeto. Estos proyectos son; “Hijos de Saturno” de Eugeni Guillem, “Hoax” de Ana Ortiz y Jose Luís Lázaro, “Savant” de Javier Araguz e Isabel Hierro, “El Síndrome de Cotard” de Josep Lluís Gómez y “No quiero jugar” de Hugo Sanz.

1. ¿Cómo fue tu experiencia en Sitges Pitchbox?

Muy positiva. Ya el tener un deadline en la convocatoria nos ayudó a terminar el guión. Te pones las pilas y en un mes lo terminamos. El hecho de que hayan eventos de este tipo te insufla un poco de optimismo y en nuestro caso gracias a Sitges Pitchbox ya tenemos claro que vamos a hacer una nueva versión de guión. Algo que no hubiéramos hecho en caso de no participar. Esto nos ha hecho ver que hay que seguir luchando por sacar el proyecto adelante. Poder presentar tu proyecto a un grupo de productores siempre es positivo. Aunque solo consigas un poco de feedback ya has ganado mucho. Yo la verdad es que disfruté mucho el evento. Trabajamos el pitch días antes y tuvimos muy claro lo que queríamos decir, yendo a lo que teníamos- el guión- y de qué iba la historia. Luego se pasan muchos nervios pero sales y sueltas el pitch que ya te sabes de memoria. Obviamente, me hubiera gustado presentar un teaser en condiciones, pero en mi caso tendrá que esperar ya que un teaser puede resultar un poco caro”, nos explica el director de Hijos de Saturno.

Presentación de Hijos de Saturno en el Sitges Pitchbox
Presentación de Hijos de Saturno en el Sitges Pitchbox

Los nervios, algo en lo que coincide los responsables de Hoax; “Sí, los nervios. Quizá habríamos hablado más de la historia, pero había factores añadidos en este proyecto en concreto que creíamos necesario mencionar”.

Desde el proyecto Savant, que aunque no participó en el pitching, han querido recalcar “la dificultad de realizar un pitch de un proyecto ante una multitud y en tan poco tiempo”. Desde Savant apuestan por que “se organicen más talleres de pitching para entrenar nuestras habilidades comerciales”.


2. ¿Fue provechoso el networking? ¿Qué impresiones tienes al respeto?

Para algunos suele ser un lugar de reencuentros con compañeros del sector pero sobre todo los proyectos que participaron destacan el tiempo y el contacto con los productores. “La gran virtud del networking es precisamente la posibilidad de hacer contactos a los que enviarles mi guión”, recalca Josep Lluís Gómez. “Para mí el networking es fundamental en un evento de pitch. El tiempo asignado para describir tu proyecto durante el pitch es, forzosamente, demasiado breve, y el networking posterior te da la oportunidad de explicarlo con más detalle” nos explica Ana Ortiz, proyecto que también realizó el pitching.

DSC_0373
Varios de los asistentes durante el networking

Eugeni Guillem recalca también los aspectos positivos de un networking. “Solo por el hecho de que el proyecto salga (ni que sea un poco) a la luz ya vale la pena. Normalmente, uno escribe algo y, a parte de lo difícil que resulta moverlo, nunca sabe si aquello en lo que ha invertido tanto tiempo vale la pena… al menos para unos pocos. Recibir algo de feedback se agradece mucho”.

En nuestro caso el networking fue muy provechoso, tratamos de relacionarnos con todo el mundo e hicimos contactos en los dos bandos: tanto productores como otros guionistas”, comentan Javier Araguz e Isabel Hierro apoyando el networking aunque también sugiriendo “Tal vez sería buena idea que en la misma sesión de pitching se presentara también a los productores asistentes, aunque solo fuera con el nombre y la productora”. Y es que desde “No quiero jugar” resaltan que para las menciones poder presentarse fue más complicado presentarse. “Fue interesante y provechoso. Creo que un poco más de información a ese respecto hubiera sido muy útil, sobre todo a los mencionados”.


3.
¿Qué opinión tenéis de eventos como éste?


Si en algo coinciden todos los proyectos con los que hemos hablado para este artículo es lo necesarios que son eventos de este tipo, lo fundamentales que son para proyectos creativos independientes. Ayudan a potenciar el sector desde abajo, no solo oportunidades sino esperanza a muchos profesionales y/o primerizos del sector. “La clave es poder hablar. Ir con un proyecto detrás, por supuesto, pero tener un foro en el que poder conocerse. En este caso habían algunos productores y fue fácil hablar con ellos”. Visto el éxito que han tenido las distintas ediciones de Pitchbox, y especialmente esta última, en Filmarket Hub ya se preparan para organizar nuevos eventos como este dirigidos a todos aquellos, creativos o productores, que participan en Filmbox.

Proyección del teaser de Dear Moon durante el pitching
Proyección del teaser de Dear Moon durante el pitching

Desde Savant inciden en el papel solitario del guionista: “Escribir es un oficio muy solitario y no todos los guionistas saben cómo mover sus proyectos. Gracias a eventos como este los guionistas conocen a compañeros en su misma situación (se sienten más apoyados y que forman parte de algo) y además tienen acceso a varios productores al mismo tiempo”. Algo por lo que apostará Filmarket Hub para que aquellos que inscriban un guión puedan recibir feedback de las productoras que tienen acceso a los proyectos.

Category: Festivales y MercadosFilmarket Hub

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Article by: Filmarket Hub